Publicado en: 10/01/2012

Yenni Berenice, la erinia que descarga su furia sobre Tonty

Por Robert Vargas

Yenny Berenice Reynoso

La fiscal Yenny Berenice Reynoso

SANTO DOMINGO, RD.- “¡Te mando para Najayo ahora mismo, yo soy la fiscal y puedo hacer eso de inmediato!”, le gritó la fiscal Yenny Berenice Reynoso a Tonty Rutinel.

No se trataba de aquella funcionaria que posa para las cámaras con sonrisa angelical.

Era otra

Estaba transformada en una erinia, personificación femenina de la venganza que perseguían a los criminales, según la mitología griega.

No se comportaba, en ese momento, como una gestora de la justicia, sino como eso, como una erinia, cargada de furia.

Hacía así su entrada “triunfal” al escenario de su ministerio en la capital, enviando a una celda de máxima seguridad de la cárcel de Najayo, a Tonty Rutinel, un hombre que ya ha conocido la prisión por motivaciones políticas y que Joaquín Balaguer envió al exilio.

Este mundo da tantas vueltas, pero tantas que a veces cualquiera se sorprende por las cosas que puedan ocurrir en un futuro cercano o lejano.

¿Quién le iba a decir a Tonty que en esta etapa de su vida sería tratado por esta erinia como uno de los peores criminales de la República Dominicana?

Por suerte, para la fiscal Yenny Berenice Reynoso, ella es muy jóven y a lo mejor el futuro le trae situaciones agradables muy diferentes a las que padece Tonty en aquella celda de Najayo en la que antes fue inquilino Rolando Florián Féliz, el narcotraficante asesinado a balazos por carceleros que se dijeron “atacados”.

Es evidente que, al igual que su antecesor en el cargo, Alejandro Moscoso Segarra, Yenny Berenice desconoce a profundidad el tipo con el que trata.

No es un delincuente, no es un criminal, no es un asesino, no es un narcotraficante.

Se trata de un hombre que tiene sus principios, buenos o malos, pero sus principios, los que defiende con la gallardía que le falta a muchos otros.

Ella, y muchos otros, creen que actúan en forma correcta en esta rabiosa persecución.

Quizás tienen razón. Quizás no. Todo depende del cristal con el que se vea el asunto.

Sin embargo, no estaría de más que quienes instigan a esta erinia moderna tengan en cuenta que a veces, una simple chispa puede encender la pradera.

Se puede actuar con justicia sin incurrir en abusos ni atropellos.

Tonty fue golpeado por varios policías. Le trataron a patadas y trompadas para doblegarlo y colocarle grilletes para llevarlo, de madrugada, a la cárcel de Najayo.

Tonty asegura que es inocente de los cargos en su contra y reclama un juicio justo. Dice que puede demostrar su inocencia.

Pero, a todas luces, se están ensañando en su contra.

A lo mejor, el viejo Tonty sale de allí con los pies por delante, dentro de un ataud. O, quizás es llevado a un hospital cuando ya esté moribundo por algún motivo. Aquí cualquier cosa puede ocurrir.

Sin embargo, quizás sería mejor no ponerse a encender fuegos que luego no puedan ser apagados o que, para lograrlo, sea necesario utilizar un río de sangre.

En este momento, la opinión pública dominicana está dividida. Unos creen que Tonty es un malvado agresor de mujeres, otros creen lo contrario y lo defienden.

Es más, algunos ya creen que Tonty se ha convertido en el primer preso político en muchos años en la República Dominicana.

A medida que pasan las horas y los días, esas pasiones van en aumento y la erinia Yenny Berenice Reynoso le está agregando gasolina.

Ojalá que ella tenga los recursos que se necesitarían para apagar el fuego que está preparando y no sea necesario usar unas fuerzas que deberían estar dedicadas a combatir a los verdaderos delincuentes.

Mientras tanto, vamos a dejarle con esta nota que nos ha enviado, desde prisión, Tonty Rutinel Domínguez:

COMUNICADO DE PRENSA A LA OPINIÓN PUBLICA NACIONAL

Notas cronológicas desde el día lunes 2 a las 10.00 p.m. hasta el viernes 6 de enero de 2012 a las 12.45 pm, preciso instante en que hago este relato:

Tunty-Rutinel-en-la-carcel-de-Najayo

Tonty Rutinel en la carcel de Najayo.

Estando en una celda inmunda donde no hay baño ni nada, llega (lunes 2 de enero 10.00 pm) la magistrada fiscal Yenni Berenice Reynoso con más de 10 hombres, impecablemente vestidos ellos y fuertemente armados. Comienza una amena y cordial conversación que, para sintetizar, gira de parte de ella sobre la “necesidad imperiosa” de queyo deponga mi actitud negativa y salga de mi encierro, pedimento que, obviamente, razones de principios y sobre todo de dignidad me llevan a rechazar.

Me menciono casi el Gobierno por completo y a personalidades que le pedían mi libertad planteando la necesidad de que yo saliera, pues eso se constituía en una situación sumamente engorrosa para el Gobierno, para la Procuraduría y muy especialmente para ella, que acababa de ser designada y esto se le presentaba como un fuerte dolor de cabeza.

En lo que más puntualizó fue en la visita que me hizo ese mismo día en la mañana el señor Alvaro Arvelohijo. Me dijo cosas que no voy a escribir aquí por respeto. Me informó que para el día de mañana (o sea martes 3) ella se había enterado de que vendría a visitarme el Dr. Vincho Castillo,, Pelegrín Castillo, el señor Juito hazim, la comunicadora Consuelo Despradel y una comisión del programa “Hoy Mismo” (mis amigos Danny Alcántara, Luisín Mejía y Freddy Sandoval), del comunicador César Medina, y que eso ella no lo resistía ni lo iba a permitir, es por eso que me insistía en que saliera, a lo que yo persistí en negarme.

Es entonces que la elegante y apacible dama se transforma de fiscal garante del orden y el respeto a la ley en una erinia y, con tono amenazante, quizás por su poca experiencia o desconocimiento juridico del caso en cuestión, o ignorando la vergüenza y moral de con quien hablaba me increpó: “yo te mando para Najayo ahora mismo, si yo quiero, como sea”. o no oí bien o no entendí, o no quise oir. Estaba casi acostado por un fuerte dolor en la espalda y la pierna, que tenía de varios días atrás. Me incorporé como lo hacen los hombres que luchan por su dignidad…y le pregunté ¿Usted tendría la amabilidad de repetirme lo que me dijo?.

-Que te mando para Najayo ahora mismo, yo soy la fiscal y puedo hacer eso de inmediato.

Ella me irrespetó, pero al tratarse de una dama, no le contesté y la vi partir. Poco tiempo después, alguien se me acerca a la celda y me comunica con cierta discreción y temor. Ella dijo afuera, mañana cuando llegue, no lo quiero hallar aquí, de modo que ustedes sabrán cómo lo hacen pero tienen que llevarselo a la cárcel de Najayo.

Efectivamente, alrededor de las 5.00am del miércoles 4, se presenta un contingente para operaciones especiales, entre los que pude distinguir a uno de los fiscales, me comunican que debo ser trasladado a Najayo, les respondo que sí, que me permitan lavarle la boca y la cara. Mientras giraba a tales fines, momento en el cual el fiscal me hala del brazo izquierdo: “camine, que se va como quiera”, reaccioné tratándo de quitármelo de encima con mi brazo derecho, lastimándome severamente la muñeca, viniéndome encima entonces entre 7 u 8 hombres (dándome de trompadas y patadas) logran doblegarme a golpes esposarme con las manos hacia atrás, quedando profundamente lastimado en la pierna izquierda y la columna vertebral. Luego siguen conmigo bajándome desde la 4ta. planta del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva arrastrándome por las escaleras, trayecto en el cual recibí varios golpes en la boca, en las piernas y otras partes del cuerpo hasta salir a la calle y tirarme como un cerdo en una camioneta.

Llegan conmigo a Najayo y me recluyen en una celda, la única solitaria en el área que le llaman de los extraditables, me enciarran allí, trancándome por fuera, me suspenden el agua, la energía eléctrica, la comida, los medicamentos y me impiden el recibimiento de toda visita, incluidos mis familiares más allegados y abogados; todo esto durante los dos primeros días (martes 3 y miércoles 4). Pero aquí me mantengo con la frente en alto, pecho erguido y mi corazón sano, defendiendo mi verdad, mi honor y mi dignidad.

TONTY RUTINEL DOMINGUEZ

NOTA: Cuando los internos que están en el área donde me llevaron veían aquel espectáculo, expresaron gran extrañeza y se preguntaban : pero de dónde procede este atropello, respondiéndoles las autoridades- Esto es una orden especial de la Fiscal del Distrito Nacional Yenni Berenice Reynoso a través del Director de Prisiones. Los internos no salían de su asombro al ver cómo me recluían en una celda donde han estado famosos y según las mismas autoridades los más peligrosos internos tales como Florián Félix, Toño Leña, Marconi, el gringo, Winston Rizick (El Gallero), la cual siempre había permanecido abierta y al encerrarme a mi le prepararon unas cerraduras especiales por fuera como nunca las había tenido. De todo cuanto he relatado tengo testigos.

Publicidad Pagada

anuncie