Publicado en: 31/12/2010

“Y así termina el año…”

Siendo esta mi primera temporada navideña, en el País desde hace mucho tiempo, no puedo usar mas que parámetros relativos para medir el ambiente, y la satisfacción, o felicidad y alegría relativa de la gente.

Al parecer en las calles se anda diciendo que estas navidades han sido frías, no solamente debido a las frescas temperaturas, pero tanbien debido al poco circulante que han sentido los pequeños comerciantes. Por otro lado he podido constatar que si ha habido mucha actividad en los grandes centros comerciales.

Evidentemente tendré que esperar 12 meses para yo poder hacer mis propias comparaciones.

Una de las cosas que mas estoy pidiendo que la providencia le regale al pueblo Dominicano en general (aparte de la tan ansiada mejoría económica, social etc.…); es una gran dosis de sentido

Común! Un excelente ejemplo de eso, para ilustrar mi idea, fue un pequeño incidente que vivimos un vecino y yo, a mediados de esta semana.

Cuando nos vimos obligados a convertirnos en “bomberos improvisados”; ya que en una área verde del vecindario, una brigada del ayuntamiento que estaba trabajando, tuvo la brillante idea de prenderle fuego a un área determinada de ese parque!

Todo esto ocurría en una tarde en que la velocidad promedio de los vientos, sobrepasaba probablemente los 20 kilómetros por hora, con ráfagas de hasta más de 30 kilómetros!

Solo nuestro lado humanitario nos impidió que llamáramos a la brigada local de bomberos, para que hicieran las investigaciones de lugar, junto con un reporte escrito.

Porque no queríamos tener bajo nuestra conciencia, la cancelación de unos pobres campesinos infelices, que obviamente, no ganan ni siquiera lo suficiente para comer!

Otro caso esta semana, en la que aunque sospecho mucha gente va a tener una opinión muy diferente a la mía; es la de la escena tragi-cómica, que protagonizaron un grupo de ciudadanos en las oficinas del censo.

Ya que aparentemente, no le habían pagado todavía las prestaciones relacionadas con las labores que realizaron.

Aquí le encuentro un enfoque diferente a la falta de sentido común que veo en muchos de mis compatriotas.

Porque sea como sea, yo todavía no llego a entender como es que una persona adulta, con capacidad para razonar, va a ponerse a coger un dinero prestado como adelanto al cobro de un sueldo de trabajador temporal?

Conociendo en sus plenas facultades el “modus operandi” de la mayoría de las dependencias gubernamentales en este País.

Se que a veces peco por exceso de ingenuidad, pero es que no puedo evitar de preguntarme, si no hubiera sido mejor para muchas de esas personas tomar ese dinero prestado, para improvisar un pequeño negocio de temporada?

Como por ejemplo un expendió de frutas navideñas, u otras vituallas de las muchas que la gente suele consumir en esta época?

Solo me hago estas interrogantes porque estoy intentando resolver ese misterio; el que hace que todo un pueblo pierda su capacidad para usar un poco de sentido común en su diario vivir…

No pienso entrar ni en detalles ni en comentarios sobre el rotundo fracaso que a mi parecer ha sido este censo del 2010… Para eso tendremos los 365 días del ano venidero.

Solo me resta desearles a mis compatriotas un feliz y prospero año nuevo, en cualquier parte de nuestro pequeño planeta, en donde se encuentren!

Por : Rafael DeLaRosa / http://despertardominicano.com

Publicidad Pagada

anuncie