Publicado en: 23/07/2011

Wikileaks: Victor Céspedes ha ayudado y actuado en complicidad con el narcotráfico

Víctor Céspedes

Víctor Céspedes, ex-procurador general de RD

SANTO DOMINGO, RD.- Hans Hertell, embajador de Estados Unidos en Santo Domingo en 2004, en un cable enviado al Departamento de Estado el marzo de ese año, afirmó que el entonces Procurador General de la República, Víctor Céspedes, era un funcionario de “una dudosa reputación”, que había engañado y mentido al gobierno norteamericano, y que había “ayudado, instigado y conspirado o actuado en connivencia en actividades de narcotráfico”.

“Visto como parte de un patrón en comportamiento, los casos de Peña y Aquino refuerzan el argumento descrito en el cable de referencia, que Céspedes ha ayudado, instigado y conspirado o actuado en connivencia en actividades de narcotráfico y que la revocación de su visa es apropiada”, indicó Hans Hertell.

La información se encuentra en uno de los cables que la Embajada de Estados Unidos en Santo Domingo envió al Departamento de Estado entre 2006 y 2010, y que fueron entregados por el sitio web Wikileaks al Grupo SIN.

Según el cable filtrado por Wikileaks, al embajador Hertell le molestó que  las reclusas Lourdes Ivelise Machuca y Josefina Rojas, acusadas de narcotráfico y ambas pedidas en extradición por las autoridades de Estados Unidos, fueran favorecidas con órdenes de libertad, lo que hizo que el Procurador General dominicano diera algunas explicaciones y decidiera volver a apresar a ambas mujeres.

Luego de describir una conversación con Céspedes, que fue Procurador General de la República durante el gobierno de Hipólito Mejía y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Hans Hertell expuso:

“El Procurador Céspedes tiene una dudosa reputación. Hasta que el asumió el cargo de Procurador no existían casos en  los que un fugitivo arrestado fuera liberado en vez de enviarlo al gobierno estadounidense.  Nos ha engañado en el pasado y pensamos que ha mentido directamente”.

Asimismo, revela que Hertell le había expresado al presidente Mejía la preocupación del gobierno norteamericano sobre el Procurador General, y que el gobernante dominicano el había expresado que pensaba destituir a Víctor Céspedes.

Si el presidente Hipólito Mejía pensó destituir al Procurador General, finalmente no lo hizo, ya que Víctor Céspedes se quedó en el cargo hasta que terminó ese período de Gobierno, el 16 de agosto de 2004, cuando retornó al poder el presidente Leonel Fernández, del Partido de la Liberación Dominicana, que nombró en ese puesto a Francisco Domínguez Brito.

En otra parte del cable citado, Hertell expresa: “En este momento, Céspedes luce deseoso de complacer al gobierno norteamericano.  Parece estar luchando por su empleo o tal vez por una “promoción” (ej. una posición en la Suprema Corte, como se rumoró en la prensa).  Es posible que él haya escuchado los rumores de que gobierno norteamericano tiene dudas sobre él.  Esto podría ser el motivo de su repentino deseo de cooperar con nosotros”.

La revocaron la visa

Por la inconformidad de la Embajada de EE.UU en Santo Domingo con la labor de Víctor Céspedes, Hans Hertell solicitó la aprobación del Departamento de Estado para la revocación de la visa B1B2 del ex procurador general.

“Sólo dos días antes de dejar el cargo, Céspedes ordenó la salida de prisión del ex vicecónsul dominicano en Haití, quien había sido sentenciado a diez años de prisión por tráfico de 43 kilogramos de cocaína.  Este es otro ejemplo, en nuestra opinión de porqué la visa debe ser revocada”, reza el mensaje de Hertell.

“El 14 de agosto, dos días antes de dejar el cargo, Céspedes ordenó la salida de prisión del ex cónsul dominicano en Haití, Ormis Freddy Peña Méndez.  Peña fue arrestado en 2002 junto a otros mientras traficaba con casi 43 kilogramos de cocaína desde Haití a Santo Domingo.  Peña también tenía 15,000 pesos (unos 400 dólares), US$5,000, 16 pasaportes (11 haitianos, cuatro dominicanos, y uno francés) y varias armas, incluyendo una Uzi.  Unos dos meses más tarde, Peña fue sentenciado a 10 años de prisión y se le ordenó pagar una mula de 50,000 pesos (unos U$1,250)”, indica el mensaje de Hasn Hertell.

Agrega que, de acuerdo a los reportes noticiosos, Céspedes dijo que la liberación de Peña de la prisión se debió a su preocupación por la salud de Peña, incluyendo presión alta y diabetes, lo que Hertell replicó de la siguiente manera:

“La Dirección de Prisiones reportó en julio que el 15% de todos los prisioneros dominicanos sufren de hipertensión.  Hasta ese momento, Peña había servido menos de dos años de su sentencia.  En una entrevista radial el 25 de agosto, Céspedes dijo no recordar los detalles de las justificaciones de salud para la liberación. Además, apenas horas antes del cambio de gobierno, la Oficina del Procurador General ordenó que la prisionera Maritza Aquino fuera liberado por asuntos médicos.  Aquino está acusada de llevar 129 bolsitas de heroína en su estómago”.

No obstante, señala que el 26 de agosto, el nuevo Procurador General, Domínguez Brito, ordenó la vuelta a prisión de Peña y Aquino y anunció que se haría una investigación oficial sobre la liberación de prisioneros por razones de salud.  Dijo que su oficina estaba investigando las aparentemente injustificadas adiciones a la lista de prisioneros recomendados para ser perdonados, indicando que los cambios se habían hecho en la oficina de la Procuraduría.

“El nuevo Procurador General (Francisco Domínguez Brito) le puso impedimento de salida a Céspedes (una medida de precaución que también se tomó con relación a ciertos funcionarios de la administración de Mejía). Céspedes tiene un récord de liberar conocidos narcotraficantes.  Visto como parte de un patrón en comportamiento, los casos de Peña y Aquino refuerzan el argumento descrito en el cable de referencia, que Céspedes ha ayudado, instigado y conspirado o actuado en connivencia en actividades de narcotráfico y que la revocación de su visa es apropiada”, indicó Hans Hertell.

Céspedes y Hertell conversaron en varias ocasiones

Del cable enviado por la Embajada de EE.UU en Santo Domingo al Departamento de Estado en Washington se desprende que el embajador Hans Hertell se reunió en varias ocasiones con el Procurador General dominicano Víctor Céspedes, a quien le hizo reclamos y recomendaciones en relación con la entrega en extradición de personas requeridas por la justicia de los Estados Unidos, que se hallaban en la República Dominicana.

“El 24 de marzo el Procurador General Víctor Céspedes Martínez le prometió  al embajador que actuaría  con rapidez en cuanto al acuerdo Artículo 98, agilizar los pedidos de extradición y lograr que se mejore el manejo de los casos de drogas y el narcotráfico en República Dominicana”, expresa el cable.

Indica que el embajador Hertell recibió al Procurador General, Víctor Céspedes, el 24 de marzo, a solicitud del Procurador, y que en esa reunión el embajador enfatizó la importancia de un rápido movimiento sobre el Artículo 98 (sobre las entregas de personas en extradición) y que Céspedes declaró que el gobierno norteamericano podía contar con su apoyo inmediato.

De lo explicado en el cable se desprende que Céspedes dijo a Hertell que recibiría un documento legal de parte de la Cancillería, sobre el acuerdo para la entrega de personas en extradición. Prometió que revisaría el documento y que lo enviará a la Consultoría Jurídica de la Presidencia.

“La oficina legal de la Presidencia (Consultoría Jurídica) será la última parada  antes de que el acuerdo sea enviado al Congreso para su ratificación.  Céspedes dijo que propondrá su inmediata ratificación una vez que el acuerdo esté en el Congreso”, comentó Hertell en el cable.

Céspedes se defendió

Al tratar el tema de las entregas en extradición, según el cable enviado por Hertell, el procurador Víctor Céspedes el dijo “confidencialmente” que ningún otro país de Latinoamérica, y tal vez del mundo, trabajaba tan estrechamente con el gobierno norteamericano sobre los pedidos de extradición.

“Dijo que quería continuar con la estrecha relación y asegurar que el proceso sea institucionalizado.  Por primera vez, le dijo a los funcionarios de la embajada que lo contactaran directamente en cuanto a cualquier caso de extradición en vez de enviar las solicitudes y preguntas al subprocurador, General Francisco Cadena  Moquete.  Dijo que su deseo es tener el mejor récord de extradiciones de cualquier otro procurador general dominicano”, comentó Hertell.

“Cuando el embajador preguntó sobre la liberación de Lourdes Ivelise Machuca el 23 de marzo, una fugitiva la cual fue solicitada en extradición en octubre de 2003, Céspedes parecía no saber sobre la solicitud de extradición.

Nos dijo que volvería a arrestar a la señora Machuca y que sería extraditada de la misma forma en que Josefina Rojas fue vuelta a arrestar y extraditada. Céspedes nos dijo que había firmado una liberación por cuestiones médicas para ella porque sufría de ‘tendencias suicidas’.  Dijo que ella está hospitalizada y recibe tratamiento.  El 25 de marzo la Oficina Política le suministró al Procurador otra copia de la solicitud de extradición para la señora Machuca”, reza el cable.

Agrega que en la semana anterior Céspedes había firmado 17 órdenes de arresto provisionales para fugitivos de la justicia de EE.UU que se creía estaban en República Dominicana.

Esas órdenes firmadas fueron enviadas a las autoridades locales y a la agencia anti drogas de EE.UU, la  DEA y las oficinas de la Policía Judicial de EUA.

“Una de las órdenes de prisión provisional es para Ramón García, un fugitivo que fue arrestado y liberado por el Gobierno dominicano el año pasado”, reza el cable.

Narcotráfico y lavado

Sobre el narcotráfico y el lavado de activos provenientes de este delito, el embajador le preguntó a Céspedes sobre lo que podría hacerse para mejorar la acción judicial en estos casos.

“Céspedes dijo que la política sobre narcotráfico se ha fortalecido en los últimos años.  Dijo que ha dado instrucciones para el proceso obligatorio que le asigna un solo fiscal para todas las fases de un caso específico de narcótico reduciendo, de hecho, la posibilidad de que el fiscal que interceda pueda manipularlo.

Las órdenes de arresto y los documentos legales confirmándola deben firmarse al momento de la captura.  De acuerdo a Céspedes, todos los casos de narcotráfico son tratados con el mayor cuidado.  Nos dijo que debemos notificarlo a él personalmente si encontramos cualquier irregularidad con cualquiera de los fiscales en los casos de narcotráfico”, indica el cable.

Agrega que Céspedes dijo que era poco lo que él podía hacer en los casos de narcotráfico y lavado en cuanto a la confiscación de activos, debido a que la ley contra lavado en República Dominicana era nueva y no había sido sometida a prueba.

No obstante, Céspedes el habría dicho al embajador Hertell que trabajaría con la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) de cualquier forma que fuera necesaria para ayudar en la confiscación de activos, aunque la responsabilidad de confiscar activos no era atribución de su cargo.

Publicidad Pagada

anuncie