Publicado en: 05/07/2012

WikiLeaks publicará 2 millones de emails de las autoridades sirias

WikiLeaks-publicara-emails-SiriaLONDRES.- Wikileaks anunció este jueves en Londres el inicio de la publicación de más dos millones de correos electrónicos de figuras políticas sirias y otras fuentes oficiales, sin dar sin embargo detalles sobre el contenido de las nuevas filtraciones.

“Justo ahora, a las 11H00 locales (10H00 GMT) del 5 de julio, WikiLeaks empezó a publicar los archivos de Siria, más de dos millones de correos electrónicos de figuras políticas sirias, ministerios y compañías asociadas que datan de agosto de 2006 a marzo de 2012”, precisó la portavoz de WikiLeaks, Sarah Harrison, en una rueda de prensa.

La portavoz declinó dar detalles sobre el contenido de estos mensajes “hasta que estén publicados” y sugirió que debido a su amplitud, el proceso podría tardar algún tiempo.

Sin embargo, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, calificó de “embarazoso” el nuevo material en un comunicado enviado desde la embajada de Ecuador, donde se encuentra refugiado desde el 19 de junio a la espera de una respuesta de Quito sobre su solicitud de asilo. “El material es embarazoso para Siria pero también es embarazoso para los opositores externos de Siria”, declaró el australiano, de 41 años, sin dar más precisiones.

El presidente sirio, Bashar Al Asad, está confrontado desde marzo de 2011 a una revuelta popular cada vez más parecida a una guerra civil y que ha causado ya 16.500 muertos, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, una ONG establecida en Londres.

WikiLeaks provocó una gran indignación en Estados Unidos tras la publicación de cientos de miles de documentos secretos sobre las guerras de Irak y de Afganistán y 250.000 cables confidenciales del departamento de Estado.

En otro orden de cosas, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, rechazó y calificó de “broma” este jueves la idea de permitir que el actual presidente sirio se exilie en Rusia.

Lavrov dijo que la jefa de gobierno alemana, Angela Merkel, fue la primera en hablar de esta hipótesis, durante conversaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin, el 1 de junio.

“Por nuestra parte, pensamos que era una broma y contestamos con otra broma: ‘¿por qué, en lugar de nosotros, no lo acogen ustedes al señor Asad?'”, declaró Lavrov durante una rueda de prensa con su homólogo alemán, Guido Westerwelle.

Lavrov añadió que se “sorprendió mucho” cuando se volvió a hablar de esta posibilidad, durante un encuentro de países occidentales y regionales sobre Siria en Ginebra el pasado sábado. “Mientas se hablaba de Siria, les oí decir que estaban convencidos de que lo íbamos a acoger y así solucionar todos los problemas del pueblo sirio”, puntualizó.

Francia y Gran Bretaña habían exhortado el miércoles a Rusia a dejar de apoyar al régimen de Asad por considerar que “está condenado”.

Por su parte, China anunció este jueves que no asistirá a la conferencia de los “paises amigos” del pueblo sirio prevista el viernes en París para buscar una solución al conflicto en Siria. Pekín “no contempla actualmente participar en la conferencia”, dijo un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

China adopta de esta forma la misma posición que Rusia, otro aliado del régimen sirio, que también boicoteará la reunión en la capital francesa, donde estarán representados un centenar de países árabes y occidentales, organismos internacionales y miembros de la oposición siria, para buscar una salida al conflicto.

Pekín ya se había negado a participar en las dos reuniones anteriores de los “países amigos”, en febrero y abril pasado.

“La comunidad internacional debe concentrarse en la aplicación del consenso alcanzado en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del plan de acción sobre Siria” realizada en Ginebra el sábado pasado, indicó el portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Liu Weimin.

El acuerdo alcanzado en Ginebra por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU preconiza una transición a través de un nuevo gobierno sirio que incluya a representantes del régimen y de la oposición, sin mencionar una salida del actual presidente, Bashar Al Asad.

Publicidad Pagada

anuncie