Publicado en: 18/08/2012

Wikileaks evita dar detalles sobre comparecencia de Assange por “seguridad”

El-numero-2-de-WikiLeaks-Kristinn-Hrafnsson

El número 2 de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson

LONDRES.- El número 2 de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, no quiso dar detalles este sábado sobre la aparición pública de Julian Assange, prevista el domingo a las 13h00 GMT en la embajada de Ecuador en Londres, aludiendo “razones de seguridad”, en declaraciones a la AFP.

“No puedo dar detalles de cómo se llevará a cabo” la aparición pública, explicó Hrafnsson por teléfono, aludiendo “razones de seguridad”.

El viernes, WikiLeaks, la página web que reveló miles de cables secretos de Estados Unidos, anunció que su fundador Julian Assange haría una aparición pública en la embajada, donde está refugiado desde hace dos meses huyendo de la justicia británica, que quiere extraditarlo a Suecia.

“ANUNCIO: Julian Assange hará una declaración en directo ante la embajada de Ecuador, domingo 14h00 (13h00 GMT)”, el mismo día que se cumplen dos meses de su encierro, dijo WikiLeaks en un mensaje en Twitter.

La salida de Assange del edificio le expondría a ser detenido por la policía y a ser extraditado a Suecia, donde la justicia quiere interrogarle en un caso de presuntos delitos sexuales.

“Estamos al corriente de esta posibilidad (de que Assange salga del edificio). Actuaremos de manera apropiada en función de lo que ocurra” declaró por su parte a la AFP una portavoz de la policía londinense, que tiene a varios agentes destacados frente a la legación.

La embajada ecuatoriana está situada en un apartamento de un edificio del elegante barrio londinense de Knighstbridge.

Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores británico confirmó este sábado a la AFP que las partes comunes del edificio no están en territorio diplomático, por lo que en teoría podría ser detenido si se aventurara en ese espacio.

Assange, fundador de WikiLeaks, recibió el jueves el asilo diplomático de Ecuador, algo que según el Reino Unido “no cambia nada” en su voluntad de extraditarle, por lo que la resolución del caso podría alargarse varios meses.

El fundador de WikiLeaks teme que una vez en Suecia pueda ser extraditado de nuevo a Estados Unidos y juzgado por traición.

Publicidad Pagada

anuncie