Publicado en: 19/12/2011

Unos 80 exfuncionarios del gobierno mexicano trabajan como espías para EE.UU.

muro-frontera-mexico-ee.uu.MÉXICO, (EFE).- Altos mandos de la Procuraduría General de la República (PGR) y de las secretarías de Seguridad Pública federal y de Gobernación confirmaron haber detectado que al menos 80 exmiembros del gobierno mexicano trabajan para agencias estadounidenses como espías y en recopilación de información.

Según publica hoy el diario mexicano La Jornada, están implicados desde exfuncionarios de alto nivel hasta policías, que fueron captados por agencias estadounidenses como la DEA, encargada del combate antidrogas, así como las representaciones de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Los agentes espían, recopilan información y dan seguimiento a los temas y casos de su interés, informaron las fuentes anónimas.

Además, no descartan que funcionarios en activo también estén trabajando para los estadounidenses en combinación con sus excompañeros.

Esto último está siendo investigado dentro de la averiguación previa en la que se indaga si la DEA ha lavado dinero de grupos criminales mexicanos en territorio nacional sin conocimiento de las autoridades del país.

Los exservidores públicos y ahora informantes estadounidenses actúan como si se tratara de funcionarios consulares, ya que una de sus bases está ubicada en la embajada estadounidense.

Las otras oficinas están en el paseo de la Reforma y otra en un piso de un hotel en la glorieta del Ángel de la Independencia.

Los entrevistados señalaron que los ahora servidores de DEA, ICE y ATF han sido detectados en instalaciones como el Centro de Mando de la Policía Federal o el Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

De acuerdo con la información obtenida, las agencias han ofrecido empleo para informadores en áreas como la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), instancia de la PGR que tiene bajo su responsabilidad las investigaciones más sensibles en materia de crimen organizado.

Aunque los agentes estadounidenses no suman más de 200 en todo el país, las autoridades mexicanas no conocen el número de informantes que ha contratado su par de EE.UU., ya que inclusive se ha detectado que algunos que fueron detenidos como delincuentes colaboraban con alguna agencia, sobre todo en la frontera norte.

Publicidad Pagada

anuncie