Publicado en: 19/03/2018

Una dosis diaria de “Viagra” podría reducir el riesgo de cáncer de colon

El estudio también muestra que el fármaco aumenta los niveles de la sustancia química cíclica GMP.

“Nuevos estudios sugieren que el popular medicamento para la impotencia, Viagra, podría ayudar a disminuir el riesgo de cáncer”

La Viagra funciona relajando el músculo alrededor de los vasos sanguíneos para que estos puedan llenarse con sangre más fácilmente. De este modo, ayuda a pacientes con disfunción eréctil y también en enfermedades como la hipertensión pulmonar. Ahora, un estudio publicado en Cancer Prevention Research afirma que una pequeña dosis diaria de Viagra reduce significativamente el riesgo de cáncer colorrectal o cáncer de colon, la tercera causa de muerte por cáncer en el mundo, por debajo del pulmonar y el hepático.

La investigación se ha realizado en un modelo de ratones genéticamente modificados para tener esta enfermedad. Según los científicos, del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular en el Colegio Médico de Georgia en la Universidad de Augusta (EE.UU.), el Viagra reduce a la mitad la formación de pólipos, un grupo de células anormales y a menudo asintomáticas en el revestimiento de los intestinos que pueden convertirse en cáncer,

El estudio también muestra que el fármaco aumenta los niveles de la sustancia química cíclica GMP, que se sabe que afecta el revestimiento intestinal, llamado epitelio, suprimiendo una parte de la excesiva proliferación celular y llevando a un aumento en la diferenciación celular normal. También estimula la eliminación natural de células anormales, a través de un proceso llamado apoptosis. Los ratones modificados presentaban niveles reducidos de péptidos activadores de guanililciclasa C (GCC), la principal fuente de GMP. Este indicador también está presente en cánceres de colon humanos.

Sin embargo, los pólipos existentes no se vieron afectados, por lo que, según los investigadores, el medicamento podría usarse como prevención en pacientes de alto riesgo. Para los científcos, los primeros ensayos clínicos en humanos deberían ir dirigidos a pacientes considerados con alto riesgo de cáncer colorrectal, como aquellos con una historia familiar fuerte, pólipos previos múltiples e inflamación intestinal crónica como colitis.

La prueba más habitual para detectar este tipo de cáncer es una colonoscopia. Si no te quedara otra opción que someterte a una, ¿a quién eligirías: humano o robot? Científicos del centro médico de la Universidad Vanderbilt (Tennessee, EE. UU.) han desarrollado una máquina que puede realizar complejas maniobras de colonoscopia, y la han presentado en la Semana de la Enfermedad Digestiva (Maryland, EE.UU.). Aunque por ahora solo lo han probado con cerdos, el equipo asegura que esta fórmula podría significar menos molestias para los pacientes y espera que se realice una intervención en humanos a finales de este año.

Por Beatriz de Vera/N+1