Publicado en: 11/01/2011

Un proyecto de ley considerado inconstitucional

SASKATCHEWAN, SK.- El Tribunal de Apelaciones de Saskatchewan consideró inconstitucional el proyecto de ley que habría permitido a los comisionados de matrimonio en la provincia, de negarse a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo.

El gobierno de Saskatchewan se dirigió al más alto tribunal de la provincia porque deseaba adoptar una ley para permitirle a los comisionados de matrimonio de negarse a celebrar un matrimonio o unión entre dos personas del mismo sexo si este se siente que viola sus creencias religiosas .

El Tribunal de Apelación de la Provincia considera que esa adaptación religiosa sería discriminatoria y viola los derechos de las parejas del mismo sexo. 

No habrá  apelación “, dijo Regina

El Ministro de la Justicia de Saskatchewan, Don Morgan, indicó el lunes que la provincia va a tomar el tiempo de estudiar la decisión. También dijo que no recomendaría que Regina recurra a una apelación. 

El presidente de la organización Gay & Lesbiana de la Comunidad de Regina, Cory Oxelgren dijo, no estar sorprendido por la decisión. Un fallo contrario habría permitido la discriminación, ofreciendo también, según su punto de vista, la posibilidad a los comisionados de rechazar los matrimonios entre cónyuges de diferentes orígenes étnicos o religiosos. 

Por su parte, la Asociación jurídica Cristiana expresó su decepción por esta decisión.”El Canadá ha sufrido un duro golpe contra su identidad y derechos colectivos”, dijo en un comunicado el directora de la organización, Sra. Ruth Ross. 

La negativa de Orville Nichols

El debate en torno al matrimonio gay en Saskatchewan comenzó en 2005 cuando el auditor de matrimonio Orville Nichols se negó a unir dos homosexuales, invocando sus creencias religiosas. 

Estos presentaron una denuncia a la comisión de derechos humanos de la provincia, que falló en mayo de 2008, diciendo, que la pareja fue víctima de discriminación.

Este tribunal explicó, que un comisionado del matrimonio es un funcionario cuando celebra uniones y por lo tanto esta en la obligación de casar las personas del mismo sexo

El Sr. Nichols fue condenado a una multa de $ 2500 dólares. Este último intentó en 2009, sin éxito, anular la decisión tomada por el tribunal de los derechos humanos ante el Tribunal de apelación.

Publicidad Pagada

anuncie