Publicado en: 26/01/2012

Un miembro del gobierno británico acusa a Argentina de “belicosidad”

soldados-britanicos

Soldados británicos en una estación de radar en las Islas Malvinas.

LONDRES (AFP) – Un miembro del gobierno británico acusó el jueves a Argentina de “belicosidad” y aseguró que las fuerzas de su país podían hacer frente a otra eventual ofensiva contra las Malvinas, en medio de una escalada verbal entre los dos países por la soberanía del archipiélago austral.

El secretario de Estado de Defensa Gerald Howarth respondió así a un diputado que le preguntó en la Cámara de los Comunes si los drásticos recortes en materia de Defensa comprometían la capacidad del Reino Unido para defender las islas 30 años después de una cruenta guerra entre los dos países.

“Usted plantea preocupaciones que están extendidas por todo el país, en particular a la luz de la belicosidad de Argentina”, dijo Howarth.

“La información que poseemos es que los argentinos no tienen ni la capacidad ni la intención de repetir la locura de 1982 y que la fuerza disuasoria que tenemos está a la altura de lo requerido”, agregó.

Estos comentarios se produjeron al día siguiente de que la presidenta argentina respondiera en un discurso al primer ministro británico, quien la semana pasada acusó a Argentina de “colonialismo” afirmando que no respetaba el derecho a la autodeterminación de los habitantes de estas islas que están bajo dominación británica desde 1833.

“Quieren convertirnos en chicos malos a nosotros o en chicos violentos y realmente no lo somos”, dijo Cristina Kirchner en su primera aparición pública tras 21 días de convalecencia por una operación de tiroides.

“No formamos parte de ninguna fuerza invasora de ningún país. Nuestras Fuerzas Armadas solo participan en misiones de paz y eso es una decisión política de los gobiernos democráticos desde 1983”, año del retorno a la democracia tras la dictadura (1976/83) que intentó recuperar por la fuerza las islas, agregó Kirchner.

La mandataria insistió en que su gobierno continuará las acciones diplomáticas para recuperar la soberanía, y reiteró el llamamiento al Reino Unido a cumplir con las resoluciones de Naciones Unidas que desde 1965 instan a ambos países a sentarse a dialogar.

Londres, que ha rechazado hasta ahora cualquier diálogo, tiene según la prensa británica “planes de contingencia” para aumentar rápidamente la presencia militar en el archipiélago en caso de que sea necesario.

El próximo 2 de abril se cumple el 30 aniversario de la guerra de 74 días entre los dos países, en la que murieron 649 argentinos y 255 británicos y que terminó con la rendición de las nación sudamericana.

Además de la cercanía de este aniversario, la decisión de los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y sus asociados de prohibir que buques con bandera de Malvinas ingresen en sus puertos, hizo resurgir la tensión entre Londres y Buenos Aires.

Publicidad Pagada

anuncie