Publicado en: 22/07/2011

Ubaldo quiere lanzar con el Licey

Ubaldo JimenezDENVER, (AP).- El as de los Rockies de Colorado, Ubaldo Jiménez, quiere volver a jugar en la liga invernal dominicana, con la esperanza de fortalecer su brazo y evitar el complicado comienzo que tuvo en esta temporada.

Jiménez dijo a The Associated Press que confía en jugar con los Tigres de Licey, y los Rockies apoyarían esos planes.

“Suena como una gran idea”, dijo el jueves el gerente general Dan O’Dowd.

Incluso una estadía limitada en la pelota invernal, quizás cuatro aperturas, permitirían a Jiménez trabajar anticipadamente en sus movimientos y tener el brazo listo para la primavera.

Desde luego, los planes de Jiménez para el invierno podrían terminar siendo irrelevantes para los Rockies, en caso de que O’Dowd ceda en canje al derecho de 27 años.

Los Rockies han ido a los tumbos en toda la campaña. Así, en vez de estar en condiciones de reforzarse para los playoffs, parecen encaminados a vender jugadores, de cara al 31 de julio, cuando se vence el plazo para realizar canjes sin dar de baja antes a los peloteros.

Jiménez quiere seguir vistiendo la franela a rayas moradas, y dice que sólo se concentra en seguir cosechando triunfos. Pero tiene ya la mirada puesta en los meses posteriores a la campaña, con al esperanza de evitar los problemas de velocidad en los que se metió en el 2012, los cuales incidieron en la situación actual de los Rockies.

“Esa es una manera de poner el brazo en forma”, dijo, acerca de la posibilidad de jugar en su país natal, algo que no hace desde el 2009, cuando terminó teniendo su mejor temporada en las mayores, imponiendo un récord de la franquicia con 19 triunfos. También en esa campaña lanzó el primer juego sin hit logrado por un serpentinero de los Rockies, y abrió el Juego de Estrellas por la Liga Nacional.

“Sí, seguro eso me dejó listo. Este año, cuando terminé el spring training, estaba listo para la temporada”, dijo Jiménez. “Pero un año antes, cuando jugué en la pelota invernal, llegué ya listo al spring training”.

Problemas en la cadera y en un pulgar impidieron que Jiménez tuviera la fuerza suficiente para dominar a los bateadores con su recta de 90 millas por hora al comienzo de la campaña. En abril, ingresó a la lista de los lesionados, y en mayo no cosechó un solo triunfo, antes de volverse a mostrar saludable y eficaz.

Desde el 1 de junio, cuando se apuntó su primera victoria, Jiménez encabeza la Nacional, con seis victorias y 66 innings y un tercio de labor. Es segundo con 63 ponchetes.

Publicidad Pagada

anuncie