Publicado en: 01/05/2019

Trudeau desvincula a su Gobierno del veto a Puigdemont en Canadá

Justin Trudeau

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, rechazó a última hora del martes que la negativa de Canadá a impedir la entrada en el país del expresidente catalán Carles Puigdemont fuera fruto de la intervención de su Gobierno.

Trudeau declaró en Ottawa a los medios de comunicación que no se ha producido ninguna intervención política para negar la entrada en el país a Puigdemont y que la decisión fue tomada de forma independiente por funcionarios del Ministerio de Inmigración. Trudeau añadió que no intervendrá para cambiar esa decisión.

Quebec pide explicaciones
Poco antes, el primer ministro de Quebec, François Legault, se mostraba “perplejo” por el veto a Puigdemont, según publicaba la radio canadiense. Legault pedía explicaciones a Trudeau y anunció que presentará una moción para lamentar la decisión y pedir que se “revise” lo antes posible, ya que considera que el veto a Puigdemont se hizo “sin ningún motivo “.

Este lunes, la Sociedad San Juan Bautista de Quebec (SSJB), la principal asociación separatista de la provincia canadiense, denunció que las autoridades canadienses cancelaron el permiso que habían concedido a Puigdemont para viajar por vía aérea al país.

Solución a finales de año
El abogado Stéphane Handfield, que presentó inmediatamente una demanda en el Tribunal Federal de Canadá en nombre de Puigdemont para que las autoridades le permitan la entrada en el país, dijo el mismo lunes que la vista del caso no se celebrará hasta finales de año.

La anulación de la eTA, un documento que Canadá requiere a los ciudadanos de medio centenar de países que no necesitan visado para entrar y que llegan en avión, impide que Puigdemont pueda llegar por vía aérea a Canadá.

Handfield explicó que Puigdemont “recibió un primer correo electrónico el 26 de febrero de 2019 indicando que la eTA había sido aprobada. Posteriormente, el 31 de marzo de 2019, recibió un segundo correo electrónico informándole que su eTA había sido revocada”.

Denegación sin explicaciones
El abogado, que remarcó que su cliente es Puigdemont y no SSBJ, destacó que las autoridades canadienses no han explicado los motivos para cancelar la autorización de viaje. Asimismo , explicó que las razones por las que Canadá puede negar o anular la eTA es “si la persona tiene antecedentes penales, es miembro del crimen organizado, es miembro de una organización terrorista o tiene una enfermedad grave”. El Ministerio de Inmigración de Canadá no ha respondido a las preguntas de Efe sobre el caso.

También en declaraciones a Efe, el presidente de SSJB, Maxime Laporte, indicó que Canadá no tiene ningún motivo para impedir la entrada en el país del expresidente catalán. ”No hay ninguna buena razón para que Canadá se niegue a la visita del expresidente catalán Puigdemont, quien fue elegido democráticamente por los catalanes. Además, Catalunya es un socio económico de elección para Quebec y Canadá”, apuntó.

Laporte subrayó que la acción de Canadá “parece que apoya la idea de que celebrar un referéndum podría constituir un delito”. SSJB había invitado a Puigdemont a visitar Quebec varios días a partir del 2 de abril. La asociación había programado varios actos con el expresidente, entre ellos “una rueda de prensa, una conferencia en la Universidad de Montreal y un encuentro con el presidente de la Asamblea Nacional de Quebec (el parlamento provincial)”.

El responsable de SSJB añadió que las organizaciones soberanistas de Quebec están interesadas en la situación de Catalunya por lo que “fue lo más natural” invitarle a la provincia canadiense.

”Durante varios años, los quebequeses han estado siguiendo de cerca la situación política en Catalunya. Los quebequeses y el movimiento de independencia de Quebec están, por supuesto, muy preocupados por la represión del Gobierno español contra la democracia catalana”, ha dicho Laporte.

Laporte agregó que SSJB “no escatimará esfuerzos para que Puigdemont pueda pronunciar sus palabras liberadoras en Quebec”: “Exigimos que Ottawa revise inmediatamente su posición”, ha instado. En este sentido, el abogado de Puigdemont en Canadá afirmó que el Tribunal Federal “puede anular la decisión de revocar la eTA de Puigdemont”.

En octubre de 2017, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, señaló que “Canadá reconoce una España unida” y expresó su esperanza de que la crisis entre Catalunya y el resto de España se resolviera “de acuerdo a la ley, de acuerdo a la Constitución española y de acuerdo a los principios de la ley internacional”.

-AGENCIAS