Publicado en: 06/05/2011

Testigo “clave” en caso Figueroa Agosto revela ligereza

El coronel de la DNCD, que encabezó la investigación de lavado, admite no interrogó a varios vinculados a F. Agosto

Julio César Sufrón, de la DNCDSANTO DOMINGO, RD. (DL).- El juicio de fondo que se sigue a la red de lavado de activos al servicio del presunto narcotraficante José David Figueroa Agosto, versó ayer en torno al interrogatorio al testigo principal de la Fiscalía, Julio César Sufrón, encargado del Departamento de Investigaciones Financieras de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), cuyas declaraciones evidenciaron las inconsistencias de las investigaciones que realizó ese organismo.

Así lo sostuvo además el abogado de dos de los acusados a la red, Rafael Ariza, al indicar que más de 20 personas que hicieron negocios de manera directa o indirecta con Figueroa Agosto, y que incluyen militares y funcionarios, no se incluyeron en las indagatorias.

A lo largo de ocho horas de interrogatorios al militar, varios nombres salieron a relucir, entre ellos el del síndico de Juan Dolio Danilo Feliz, de quien el coronel Sufrón indicó que reclamó la propiedad de una casa en esa localidad que luego se determinó que pertenecía a Figueroa Agosto. Sin embargo, el edil fue dejado en libertad, pues a decir del Sufrón este no actuó de mala fe.

 

También mencionó a Miguel Martínez, de Auto Luxury, a quien se le ocupó 250 mil dólares en un vehículo Mercedes Benz y además habría vendido otros a Figueroa Agosto, incluyendo uno por el que recibió unos 68 mil dólares. Martínez había negociado de manera directa con Figueroa.

 

“Esta persona se interrogó, acudió con su abogado y estuvo presente el Ministerio Público, pero el que fuera encartado o no no era nuestra responsabilidad”, explicó.

 

También indicó que no era el encargado de investigar a quien le entregó al supuesto capo boricua un carnet del DNI, pues sostuvo que era responsabilidad de las propias autoridades del referido organismo.

 

Dijo, además, que no fue necesario interrogar a las personas que vendieron a Figueroa Agosto una finca en el kilómetro 25 de la autopista Duarte. Tampoco al bufete de abogados Guerrero que le había vendido una compañía carpeta a Figueroa a través de la cual compró una propiedad.

 

“La acusación de la Fiscalía hoy se ha desmoronado porque su testigo estrella apareció hoy como un farsante, que decide a quien era necesario interrogar y a quien no”, comentó Ariza al salir del tribunal.

Publicidad Pagada

anuncie