Publicado en: 17/08/2011

Síntomas y prevención de la Hipertensión

EstetoscopioLa Asociación Americana del Corazón estima que la presión arterial alta del corazón afecta a uno de cada tres adultos en Estados Unidos – 73 millones de personas.

La presión arterial alta también se estima que afecta a cerca de dos millones de adolescentes y niños, y el diario de la Asociación Médica Americana reporta que existen muchos que todavía no han sido diagnosticados.

La presión arterial alta (HBP) o hipertensión significa que existe una alta presión (tensión) en las arterias.

Las arterias son canales que llevan sangre del corazón a todos los tejidos y órganos del cuerpo. La presión arterial alta no significa excesiva tensión emocional, sin embargo la tensión emocional y el estrés puedan aumentar temporalmente la presión de la sangre.

Las cifras
La presión arterial normal está debajo de 120/80; la presión arterial entre 120/80 y 139/89 se llama “pre-hipertensión”, y una presión arterial de 140/90 ó arriba se considera alta.

El diagnóstico de la presión arterial alta es importante para realizar todos los esfuerzos posibles para normalizar la presión arterial y prevenir complicaciones.

Hipertensión persistente es uno de los factores de riesgo de los ataques al corazón, paros cardíacos, aneurismas y pueden ser la causa de fallas renales crónicas. Aún moderada alza de la presión arterial lleva a disminuir la expectativa de vida.

Síntomas
La hipertensión ha sido llamada “el asesino silencioso” porque el mal puede progresar y desarrollar una o varias complicaciones potencialmente fatales, incluyendo pero no limitándose a los ataques al corazón y derrames cerebrales.

La hipertensión puede estar presente y permanecer sin ser percibida por años, inclusive décadas. Esto ocurre cuando no hay presencia de síntomas y aquellos a los que afecta fallan en someterse periódicamente a chequeos para ver su presión arterial.

Algunas personas con hipertensión sin complicaciones, sin embargo pueden experimentar síntomas como dolor de cabeza, mareos, problemas para respirar y visión borrosa.

¿Qué hacer?
Pérder peso y hacer ejercicio aeróbico regular (caminar, correr). El ejercicio mejora la circulación sanguínea y ayuda a reducir la presión arterial.
Reducir el consumo del azúcar.

Reducir el sodio (sal) en la dieta puede ser efectivo; eso disminuye la presión artearial en un 33%. Comer una dieta rica en frutas y vegetales o productos bajos en grasa.

Descontinuar el uso del tabaco y del alcohol. Reducir los niveles de estrés.

El doctor James C. Thompson, Jr. recibió se grduó en la Escuela de Medicina de Carolina del Sur en Columbia y completó su internado y residencia en la Escuela de Medicina en Winston Salem en el North Carolina Baptist Hospital’s Bowman Gray. El doctor Thompson es un médico general certificado y actualmente atiende pacientes adultos en el Laurel Park Medical Center in Hendersonville

Publicidad Pagada

anuncie