Publicado en: 28/10/2015

Sindicato de pilotos apoya a los condenados franceses que se fugaron de RD

Bruno Odos y Pascal Fauret 2015

Bruno Odos y Pascal Fauret responden a la prensa, el 15 de agosto 2015, después de ser condenado por narcotráfico en Santo Domingo, RD.

PARIS (EFE).- El Sindicato Nacional de Pilotos de Línea de Francia ALPA consideró hoy “perfectamente comprensible” que los dos pilotos franceses condenados por narcotráfico en la República Dominicana se fugaran de ese país, donde esperaban en libertad el juicio en apelación, por la “parodia de justicia” que tuvieron.

En un comunicado, ALPA dijo entender a Pascal Fauret y Bruno Odos, que la semana pasada se saltaron la prohibición de salir de la RepúblicaDominicana y viajaron a Francia porque quieren así “explicarse ante una justicia imparcial y escapar a una condena orquestada”.

Señaló que la justicia dominicana “no ha sido siquiera capaz de reconocer el carácter comercial” del vuelo abortado de marzo de 2013 entre Punta Cana (República Dominicana) y Saint Tropez (Francia) en el que se requisaron cerca de 700 kilos de cocaína, y que llevó en primera instancia a la condena a 20 años de cárcel de los dos franceses.

El sindicato hizo notar que en un vuelo comercial la responsabilidad de controlar los equipajes de los pasajeros es “exclusiva de los Estados y en ningún caso de los pilotos” que por tanto “no pueden considerarse responsables del contenido”.

Una forma de subrayar que no se puede reprochar a Fauret y Odos -que aseguran desconocer que al Falcon que debían pilotar se había subido droga- la verificación de la carga, y en ese caso su naturaleza ilegal.

Por eso, ALPA dijo que velará porque se les apliquen, en el procedimiento por la justicia francesa, “las disposiciones en materia de responsabilidades jurídicas” que tienen los comandantes sobre el contenido de las maletas.

Por otro lado, Alain Castany, uno de los otros dos franceses también condenados en este mismo sumario, y que sigue en la República Dominicana, se desmarcó de la acción de los dos fugados, a quienes reprochó su comportamiento, del que dijo temer que tenga consecuencias para su posición judicial.

“A causa de ellos, se puede temer que la justicia dominicana ejerza represalias en mi contra”, dijo Castany en una entrevista publicada hoy por el diario francés “Le Parisien”.

Este francés, que formaba parte de la tripulación, insistió en que tiene “confianza en la justicia dominicana. No es peor que otras” y dijo que la crítica hacia ella que han hecho Fauret y Odos “es completamente débil”.

A su parecer, saliendo clandestinamente de la República Dominicana “han traicionado la confianza de todo el mundo”.

Además, manifestó su preocupación porque esos hechos afecten a su solicitud para ser repatriado a Francia por motivos sanitarios, ya que tras un accidente de tráfico hace una decena de días, está hospitalizado y podría tener que sufrir una amputación.

El Gobierno francés indicó hoy, por boca de su portavoz, Stéphane Le Foll, que los dos pilotos no serán devueltos a la República Dominicana porque la normativa francesa establece que los nacionales no pueden ser extraditados.

Francia viola tratado extradición

La decisión del Gobierno francés de no devolver a la República Dominicana a los dos pilotos que huyeron a esa nación, violenta de manera flagrante el tratado de extradición firmado en el 2000 entre ambos países, que establece la reciprocidad mutua en la entrega de personas que cometan delitos.

Como medida fehaciente de buena intención de cumplimiento de dicho acuerdo, República Dominicana dio el primer paso con la extradición el 6 de enero del 2010 del haitiano Amaral Duclona, acusado de asesinar un cónsul francés en Haití, por cuyo hecho se refugió en República Dominicana.

El acuerdo permite que los gobiernos de la República Dominicana y Francia entregarán a toda persona que haya cometido delitos en los territorios de esos países. El convenio fue suscrito el 7 de marzo del año 2000 entre los estados dominicano y francés y había sido ratificado por el Senado anteriormente.

En el tratado los gobiernos dominicano y francés “se comprometen a entregarse recíprocamente a toda persona que encontrándose en el territorio de alguno de los dos estados, sea perseguida por una infracción penal o requerida para la ejecución de una pena privativa de libertad pronunciada por las autoridades judiciales del otro Estado como consecuencia de una infracción penal”.

Sin embargo, el portavoz del Gobierno francés, Stéphane Le Foll, señaló hoy que su país no extraditará a la República Dominicana a los pilotos Pascal Fauret y Bruno Odos, condenados por tráfico de drogas y que se dieron a la fuga la semana pasada.

Le Foll explicó a la radio “RTL” de su país en una entrevista, que la normativa francesa establece que no se extraditan a nacionales. El Gobierno francés tiene un tratado de extradición, el cual se interpreta como un engaño a República Dominicana.

Contenido relacionado

Escapan al estilo “Hollywood” dos pilotos franceses condenado por narcotráfico en RD

Hay indicios importantes de que Francia tuvo mucho que ver con fuga de pilotos (VIDEO)

“Air cocaína”: una fuga minuciosamente preparada para los pilotos franceses

Publicidad Pagada

anuncie