Publicado en: 04/01/2012

Sancionan a juez por llamar “putas” a las madres solteras

palacio-de-justicia-espanaTres mil euros es la sanción que tendrá que abonar el juez titular del Registro Civil de Murcia, Antonio Martín Ferradal, por el trato vejatorio dispensado a los funcionarios y a distintos colectivos ciudadanos, como los homosexuales, las madres solteras o los extranjeros.

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le considera autor de una falta grave consistente en el «exceso o abuso de autoridad» y en la «falta grave de consideración respecto de los ciudadanos» (artículo 418. LOPJ).

Según el acuerdo de la Comisión Disciplinaria, el juez hablaba de «maricones» para referirse a los contrayentes cuando se trataba de personas del mismo sexo, o insultaba a las madres solteras llamándolas «putas». Las parejas de éstas eran, para este magistrado, unos «cornudos». Tampoco los extranjeros se salvaban de la quema y para mencionarlos hablaba de «los gilipollas estos». En ocasiones, Martín Ferradal se ha negado a inscribir determinados nombres por entender que no procedía.

El comportamiento de este juez fue denunciado ante Comisiones Obreras por algunos funcionarios que habían sido víctimas de trato vejatorio y denigrante. En una ocasión, obligó a una empleada del Registro Civil murciano a ponerse en pie para hablar con él, y a otra le recriminó llevar todo el día «con el “papo” en el asiento».

Con anterioridad a encargarse del Registro Civil, Martín Ferradal estuvo varios años al frente de un Juzgado de lo Penal de Murcia, tiempo durante el cual los operadores jurídicos y los justiciables formularon numerosas quejas por su comportamiento.

ABC

Publicidad Pagada

anuncie