Publicado en: 27/01/2012

Sacerdote dice a sus feligreses que se va de retiro espiritual pero estaba en el crucero Concordia

“El descuido de la sobrina de Don Massimo en Facebook le «traicionó». Ahora en la localidad italiana de Besana Brianza le piden explicaciones”

Don-Massimo-concordiaITALIA, (ABC).- El accidente del Costa Concordia en la isla italiana de Giglio ha abierto la caja de lo truenos y ha sacado a la luz muchas historias cuando menos curiosas, como la de la «misteriosa moldava», supuesta amante del capitán Francesco Schettino y ahora la del sacerdote marchoso.

Es difícil creer que un crucero pueda ser un lugar apto para el retiro espiritual de un sacerdote, pero para Don Massimo Donghi, el Costa Concordia, lleno de confort, luces y diversión, era el lugar óptimo para el rezo y la meditación.

Según publica el diario «Leggo.it», a la comunidad de fieles de la localidad italiana de Besana Brianza no les ha molestado que su párroco se fuera de crucero sino que les mintiera asegurando que se iba de retiro espiritual cuando en realidad donde se iba era de ocio vacacional.

Pero Don Massimo no estaba solo. Se llevó a sus familiares más allegados y uno de ellos, la sobrina, le «traicionó» publicando una foto en Facebook de la noche del naufragio. Nada más llegar a tierra tras coger un bote salvavidas escribió en el muro de esta red social que ella, su abuela y su tío (el sacerdote) estaban bien.

Ahora los feligreses le piden explicaciones y quién sabe si Don Massimo, «Don Max», para los amigos, será capaz de explicar que en un crucero también se puede encontrar el silencio y la meditación.

Publicidad Pagada

anuncie