Publicado en: 21/04/2011

Roy est

Portland Trail BlazerDALLAS.- Brandon Roy considerado la cara de la franquicia de Portland Trail Blazers al comenzar la temporada, batalló contra las lágrimas mientras se sentaba en el banco el martes por la noche.

La razón de la frustración del tres veces All-Star no fue la derrota en el Juego 2 de los Blazers ante los Dallas Mavericks mientras la serie se encamina hacia Portland. Roy estaba enojado por jugar en el primer tiempo, durante el cual los Blazers lideraron en todo momento a excepción de 36 segundos.

Roy, quien se ajusta a un rol de reserva por regresar de operaciones en el marco de la temporada regular en ambas rodillas que le hicieron perderse dos meses, le dijo al periódico The Oregonian que “siempre pensó que se lo trataría un poco mejor” tras jugar sólo ocho minutos en la derrota de Portland en el segundo partido.

 

Estaba enojado porque Nicolas Batum, Rudy Fernández e incluso el poco utilizado armador Patty Mills saltaron del banco antes que él.

 

“Existió un punto en el primer tiempo, que pensaba ‘Mejor que no llores'”. Roy, uno de los primeros jugadores en dejar el vestuario, le dijo al periódico en el American Airlines Center: “Lo digo, en serio. Digo, hubo un momento en que realmente sentí pena por mí. Luego era algo como, no, no debes sentir pena por tí. Soy un hombre maduro, pero hubo un momento en que me sucedió eso. Especialmente cuando pensaba que podía ayudar”.

 

En la derrota de Portland en el Juego 1, Roy jugó 26 minutos poco efectivos, anotando dos puntos con 1-7 en tiros de campo. Entregó tres asistencias y tomó dos rebotes.

 

Roy se fue sin anotar en el segundo partido, en el que el banco de los Blazers no pudo anotar en el segundo tiempo, en el que Roy jugó dos minutos y 17 segundos. Las únicas estadísticas marcadas por Roy, quien insiste que sus rodillas están bien, fueron un tiro errado, dos tiros libres fallados y una pérdida.

 

“Estaría mintiendo si dijese que no estoy un poco dolido Pokies, o decepcionado”, le dijo Roy a The Oregonian. “Pero la mayor cosa es seguir adelante, intentar levantar mi espíritu. Pero es duro, hombre. Sólo… sólo pensé que me tratarían mejor. Es un poco decepcionante”.

 

Portland entró a la serie planeando utilizar a Roy como un arma de poste alto contra Jason Terry, sexto hombre de Dallas, quien es bastante más liviano. Eso fue efectivo para Portland durante los dos partidos de serie regular que derrotaron a los Mavericks.

 

Roy tuvo un máximo de 21 puntos post operaciones en la victoria de los Blazers ante los Mavericks del pasado 15 de marzo. Portland tuvo muchísimo éxito al avanzar su ofensiva a través de Roy el 3 de abril cuando vencieron a los Mavericks, juego en el que no tuvo números impresionantes pero jugó mucho tiempo en la avanzada de los Blazers de 38 puntos en el segundo cuarto.

 

“Uno toma ventaja de la defensa”, dijo el coach de Portland, Nate McMillan, antes del Juego 2. “Si tenemos un matchup, lo haremos valer. Luego ese matchup debe producir”.

 

Terry, quien es amigo del nativo de Seattle Roy, no hizo hincapié en el éxito defensivo que tuvo ante Roy. Terry señaló que Roy tiene muchos minutos menos y que sigue siendo una preocupación para los Mavericks.

 

“Es tan peligroso”, dijo Terry. “Definitivamente no lo queremos ver jugando”.

 

Roy sólo espera tener chance de afectar algo la serie, pese a que dice que no tiene pensado ir sobre McMillan sobre este tema.

 

“Creo que mi naturaleza no ha sido jamás la de confrontar. Nunca he sido la persona que crea controversia”, le dijo Roy a The Oregonian. “Creo que el coach está conforme con estos muchachos y es difícil hacerme lugar para que juegue. Si eso es lo que lo deja conforme, entonces saldré a apoyar al equipo. Y si nos lleva a pasar la primera ronda, será el premio. Sólo pensaba que me tratarían mejor, pero… es lo que es. Estaré bien. Iré a casa, veré a mis hijos, y seré feliz”.

ESPN

Publicidad Pagada

anuncie