Publicado en: 15/10/2015

Revelan audio del momento de la fuga de “El Chapo” Guzmán (VÍDEO)

Joaquin Guzman Loera+el Chapo

Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cartel Sinaloa, escapó de una cárcel de máxima seguridad el 11 de julio.

MÉXICO, (BBC).- Lo que para los mexicanos era evidente, se confirmó.

Los guardias que debían vigilar la celda de Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, escucharon ruidos el día de su fuga en julio pero no actuaron.

Así ocurrió, de acuerdo a una grabación divulgada este miércoles por la cadena Televisa.

Hasta ahora se conocía la misma grabación, difundida por el gobierno tres días después del escape, pero sin sonido.

En el video, de poco más de diez minutos de duración, se escuchan golpes similares a martillazos en la celda 20 del penal de máxima seguridad de El Altiplano.

De allí, El Chapo, uno de los mayores narcotraficantes del mundo, escapó el 11 de julio a través de un agujero en la ducha que comunicaba con un túnel de un kilómetro y medio de largo.

“¿Guzmán?”, “¿Guzmán Loera?”

En las imágenes se ve cómo Guzmán sube el volumen del dispositivo que tiene para mirar televisión.

De acuerdo al video, los encargados de monitorear el sistema de vigilancia a través de las cámaras en la celda demoraron 26 minutos en percatarse de la ausencia de Guzmán, de 58 años.

La cadena, cercana al gobierno, también mostró imágenes inéditas de la sala de monitoreo del penal.

A las 20:52, el líder del cartel de Sinaloa desapareció por la ducha y casi media hora después, dos custodios aparecen en la grabación frente a las rejas de su celda.

“¿Guzmán?”, “¿Guzmán Loera?”, repiten los agentes varias veces.

No obtienen respuesta y uno de ellos se comunica a través de un radio:

– Comandante, ¿me escucha?

– ¿Qué pasó?

– Hay un hoyo en la regadera.

– ¿Qué pasó?

– Hay un hoyo en la regadera, comandante, hay un hoyo en la regadera.

– ¿Hay un hoyo?

– Afirma, afirma, en la coladera de la regadera hay un hoyo.

– Grande, comandante, grande.

– Oye, ¿pero el interno no está ahí?

– No, comandante, no está.

– (no se escucha)

– Lo más rápido posible porque se nos va.

Diez minutos después, un grupo de funcionarios del penal ingresan a la celda y comprueban que El Chapo se había escapado.

Una treintena de personas han sido detenidas por la fuga de Guzmán, un duro golpe para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, entre ellos la jefa de los servicios penitenciarios federales y el director del penal.

Publicidad Pagada

anuncie