Publicado en: 03/12/2010

Presunto Mega-D se declara “No culpable”

WISCONSIN, EE.UU (TECHONORATI).- El Ruso de 23 años de edad, es el cerebro de una red masiva de spam en todo el mundo digital, “Mega-D”, se declaro “no culpable” en un tribunal federal de Wisconsin.

Oleg Nikolaenko enfrenta un juicio penal por violación a la ley CAN-SPAM (“anti-spam”), ley que fue promulgada en el 2004. Es el supuesto autor intelectual de una gran red internacional que infectaba las computadoras personales  con el virus, llamado “botnet”, se dice que representaban más de un tercio del los spam de correo electrónico en el mundo. En los mensajes se le ofrecía la venta de falsos relojes Rolex y de fármacos como el Viagra.

La tecnología Botnet es particularmente dañina porque los mensajes tienen la capacidad de llevarle Software malicioso que registran secretamente las pulsaciones de teclado para que los hackers pueden robar sus contraseñas, números de tarjeta de crédito. Muchos de los mensajes son tristemente célebre por su exagerado esquemas que engañan a las personas y a ceder sus informaciónes personal y muchas veces, grandes sumas de dinero.

Los oficiales federal fueron capaces de capturar a Nikolaenko cuando dos compañeros fueron procesados para la venta de productos fraudulentos. Jody Smith se declaró culpable en 2009 por la venta en linea de falsos Rolex y el uso de spam como una parte clave de su funcionamiento.

Smith fue quien delato a su co-conspirador Lance Atkinson, un Australiano vendedor ambulante de píldoras masculinas para levantar el deseo sexual y otros medicamentos falsificados. Los registros financieros obtenido prueban que la pareja había pagado a Nikolaenko 2 millones de dólares para que promoviera la veta de los productos por medio de spam.

Nikolaenko está acusado en el estado de Wisconsin donde un funcionario del FBI le tendió una trampa al colocar un pedido de Viagra a través de un anuncio de spam que remonta a “Mega-D”. Él fue capturado finalmente en noviembre, cuando entró a los EE.UU. para asistir a un espectáculo de autos en Las Vegas.

Nikolaenko pidió una liberación bajo fianza en forma de arresto domiciliario, en espera del juicio. La fianza fue denegada, pero un acuerdo para su puesta en libertad puede ser considerado el 21 de diciembre cuando este de regreso al los tribunales. Nikolaenko enfrenta una pena máxima de tres años de prisión y una multa de $ 250.000 dólares.

 

 




Publicidad Pagada

anuncie