Porque parar la programada invasión de ilegales

Dr. Rafael O. Helena Regalado

De conformidad con los estudios y parámetros establecidos por la costumbre, las naciones toleran una inmigración ilegal dentro de su territorio, un tres por ciento (3%), equivalente a la población del país, ello quedo evidenciado en el 2011, cuando Obama comienza una nueva política migratorio al llegar a 11 millones de indocumentados en el territorio de los EEUU, viéndose precisado a deportar anualmente a 2 millones de ilegales.

Si bien es cierto, que el ser humano, es libre de emigrar a donde le plazca en este planeta Tierra, el mundo civilizado a través de la creación de las naciones, puso reglas para la convivencia pacífica y armónica de estas, por ello las naciones tienen límites para así tolerar el flujo migratorio indiscriminado de indocumentados, puesto que de no ser así, una nación pobre se trasladaría hacia otra sin ningún control invadiéndola, tal y como acontece en nuestro país, que de manera condescendiente las autoridades con su actitud complaciente han permitido que la programada invasión de haitianos ilegales, hasta se les dote de documentación, dándoles identidad como si fueran dominicanos, lo cual atenta contra nuestra nación y sus ciudadanos.

De seguir por ese derrotero o rumbo pernicioso, el destino de nuestra nación, los gobernantes actuales lo pintan de negro y rojo de la sangre inocente, ante la inminente confrontación entre los dos pueblos que siempre han antagonizado en esta isla, máxime, si se toma en cuenta que fue de Haití de quien nos independizamos, lo cual es visto por ellos con odio, rencor y envidia, demostrado esto, con el comportamiento ingrato asumido por los ilegales haitianos, cuando violan nuestras mujeres, asesinan nuestros hombres, roban, atracan y cometen toda clase de fechorías y acciones criminales que se les antojan, todo ello, con el apoyo de nuestras autoridades, las cuales no ejercer sus funciones de proteger el territorio y sus ciudadanos, sino que, de manera absurda apoyan estas actuaciones delincuenciales.

Toda esta siembra de acciones contrarias a la ley, además, del daño al medio ambiente, deforestando y haciendo hornos de carbón para venderlos a EEUU y Haití, más el daño que ocasionan en nuestro sistema de Salud, Hospitalario, el caos a nivel de tránsito, educación, las escuelas abarrotadas, más aun, los empleos de nuestros pobres que han sido suplantados por los pobres de Haití, producto de la depreciación de los salarios que inicio Balaguer, al no complacer a Bill Clinton, con la construcción en nuestro territorio, de 20 campos de supuestos refugiados con 20 mil haitianos cada uno, por lo cual, Balaguer lo complació y para quedar bien con los gringos rebajo los salarios de los albañiles a la mitad, los cuales dejaron abandonado el sector construcción y así penetrar la mano de obra ilegal barata haitiana, incrementándose esto en todo el ámbito laboral, lo cual a traído esta invasión azuzada y estimulada por los ricos de aquí y de haiti.

Si bien es cierto que la Republica Dominicana, ha sido el país que más ha ayudado a Haití, demostrando la mayor solidaridad humana posible que nación alguna haya mostrado a su favor, este apoyo le está ocasionando graves perjuicios incalculables a los Dominicanos, ya que al ser un pueblo con idioma, cultura, valores y principios cristianos (no vudú), historia, tradición, idiosincrasia, modo de pensar, actuar, vivir e intereses distintos, a haiti, a la postre genera conflictos, desavenencias, provoca irritación, malestar social, alteración en el comportamiento en la ciudadanía, frustración y decepción generada por el comportamiento de los haitianos y el absurdo apoyo de los gobernantes de turno, lo que traerá como consecuencia y ocasionara enfrentamientos entre los ciudadanos de ambos países, toda vez que este gobierno, en lugar de asumir la defensa de nuestra nación y soberanía plena, se ha plegado y postrado al invasor, llegando incluso a permitirles actuar como si fueran Dominicanos y eso es el colmo. Solo le corresponde al pueblo como soberano, defender a como dé lugar nuestro territorio y nación, frente a esta invasión.

Vivir sin Patria, es lo mismo que vivir sin Honor.
Juan Pablo Duarte.

DR. RAFAEL O. HELENA REGALADO, Abogado

Deja un comentario

Para poder comentar "usted debe registrarse" con su verdadero nombre y su email de contacto. DespertarDominicano.com le invita a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y de igual forma le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que pueda resultar ofensivos. El DespertarDominicano.com se reserva el derecho a decidir que mensajes incumplen estas normas. Al enviar su comentario usted reconoce que DespertarDominicano.com tiene derecho a reproducir y distribuir, en su totalidad o en parte, de manera alguna. Tenga en cuenta que el DespertarDominicano.com no respalda las opiniones expresadas en este forum de discusión. Sus comentarios serán moderados y publicados si cumplen con nuestros requisitos. Les invitamos a leer nuestras "Condiciones de uso" del DespertarDominicano.com. Buen debate!....