Publicado en: 15/12/2011

Policía arresta a Paul Laplane por muerte de su esposa (Video)

Paul-Laplante

Paul Laplante

MONTREAL, Qc. Canadá.- El marido de una mujer de Quebec que desapareció hace casi cuatro años, y cuyos restos fueron encontrados finalmente el pasado noviembre, fue arrestado por su posible conexión con la muerte de su esposa, Diane Gregoire.

La policía confirmó la detención de un hombre de 54 años que conocía a la víctima, pero no quiso dar su nombre porque aún no había sido acusado formalmente. “Él conocía a la víctima”, fue todo lo que Guy Lapointe, vocero de la policía provincial de Quebec, dijo a los periodistas, además de añadir que tiene “54 años de edad”.

No obstante, la cadena CTV de Montreal y otros medios de comunicación informaron de que, según afirmaron varias fuentes, el detenido es Paul Laplante, marido de Gregoire y quien será procesado este miércoles en una sala del tribunal de Valleyfield, en Quebec, por cargos de asesinato.

La policía dijo que Laplante fue la última persona que vio en vida a Gregoire antes de que despareciera en 2008.

El hombre, exalcalde de la localidad natal de la pareja, Sant-Liboire, dijo a los agentes que dejó a su mujer dentro del auto en el parqueo del centro comercial de St-Bruno mientras él iba a desayunar.  Según afirmó Laplante, ella nunca lo acompañó a comer.

Los restos óseos de Gregoire se encontraron a finales de noviembre en una zona densamente arbolada en Quebec.

La mujer, que trabajaba en un banco y tenía 51 años de edad, había desaparecido el 31 de enero de 2008. La policía nunca pudo determinar si Gregoire había estado en el centro comercial aquel día.

En los meses que siguieron a la desaparición de Gregoire, un equipo de voluntarios buscó en una serie de áreas signos de la mujer desaparecida y en septiembre de 2011 la policía confirmó que se consideraba la desaparición como un homicidio.

Asimismo, los agentes también anunciaron que estaban buscando en una granja de cerdos cerca de Granby, alegando que estaban trabajando en una pista que había suministrado un testigo.

En ese momento, la hija del matrimonio, Elizabeth Laplante, habló públicamente para decir que ella y su hermano Francis habían aceptado la conclusión de la policía que afirmaba que su madre estaba muerta.  En esa comparecencia de prensa no mencionó a su padre.

Los restos de Gregoire se encontraron finalmente el 21 de noviembre de este año, cuando un excursionista localizó su cadáver en una zona muy boscosa de Coteau-du-Lac a 80 kilómetros de distancia de donde, al parecer, había desaparecido y muy cerca de la frontera con la provincia de Ontario.

Publicidad Pagada

anuncie