Publicado en: 17/01/2012

Peña y Callaspo evitan arbitraje; Navarro, Flores y Padilla firman contratos

Brayan-Pena-Brayan-Peña

En la imagen, el receptor cubano Brayan Peña.

EE.UU., (EFE).- El receptor cubano Brayan Peña, de los Reales de Kansas City, encabezó la lista de cinco peloteros latinoamericanos que consiguieron acuerdos con distintos equipos para jugar la próxima temporada y evitar el arbitraje salarial que comenzará a partir de hoy, martes.

Junto a Peña, el antesalista venezolano Alberto Callaspo también llegó a un acuerdo con los Angelinos de Los Ángeles para evitar la mediación salarial.

Mientras que sus compatriotas, los receptores Dioner Navarro y Jesús Flores al igual que el lanzador nicaragüense Vicente Padilla encontraron trabajo el lunes, el día antes de la fecha límite para el comienzo de los procesos de arbitraje salarial entre los jugadores y los equipos.

Peña y los Reales evitaron el proceso al llegar a un acuerdo para un contrato de un año. Los términos económicos no dieron a conocer, pero receptor cubano quería seguir con la novena de Kansas City.

Aunque se espera que Peña sea el suplente del venezolano Salvador Pérez, el pelotero cubano espera mejorar el rendimiento que tuvo la pasada temporada cuando logró .248 de promedio de bateo con tres jonrones y 24 impulsadas en 72 partidos que disputó tras ser llamado por el equipo de grandes ligas en la recta final de la competición.

Los Reales tienen seis jugadores más elegibles para arbitraje, entre ellos los lanzadores Luke Hochevar, el dominicano Felipe Paulino y el boricua Jonathan Sánchez; el jugador del cuadro Chris Getz y los jardineros Alex Gordon y Mitch Maier, que a partir de mañana, martes, tendrán la oportunidad de ver sus casos.

Callaspo y los Ángelinos tampoco tendrán que pasar por el proceso del arbitraje porque firmaron un acuerdo de 3,15 millones de dólares de salario para la temporada del 2012.

El pelotero venezolano de 28 años completó una campaña con promedio de .288 de promedio de bateo, seis jonrones y 46 carreras producidas para los Angelinos, que le adquirieron en un traspaso con los Reales en julio de 2010.

La pasada temporada Callaspo, que jugó principalmente en la antesala y destacó con promedio de .366 de embasado, recibió un salario de 2 millones de dólares.

El campocorto dominicano Erick Aybar queda como el último jugador de los Angelinos que puede ir al arbitraje, pero el equipo angelino de la Liga Americana se encuentra en negociaciones para ofrecerle un contrato a largo plazo.

Mientras que Navarro llegó a un acuerdo con los Rojos de Cincinnati para un contrato de ligas menores, que incluye una invitación a los entrenamientos de primavera.

Navarro, de 28 años, quedó en libertad por los Dodgers de Los Ángeles después de concluir la pasada temporada, y en acuerdo con los Rojos le permitirá ganar 800.000 dólares y llegar al millón de dólares con incentivos, consigue hacer el primer equipo.

Los Rojos buscan reforzar el puesto de receptor después que el venezolano Ramón Hernández, que fue el titular la pasada temporada, entró al mercado de los agentes libres.

Flores también llegó a un acuerdo con los Nacionales de Washington para jugar como suplente de su compatriota Wilson Ramos y el salario que percibirá será de 815.000 dólares más incentivos.

Padilla, de 34 años, que la pasada temporada sólo trabajó nueve episodios en la organización de los Dodgers, acordó un contrato con los Medias Rojas de Boston para competir por el último puesto en la rotación del equipo de la Liga Americana.

Los Medias Rojas no podrán tener esta temporada al derecho John Lackey, quien fue sometido a una intervención quirúrgica y no podrá regresar hasta el 2013.

Mientras, el lanzador derecho Phil Hughes y los Yanquis de Nueva York acordaron un contrato de un año y 3,2 millones de dólares, lo que representa un incremento salarial de medio millón de dólares con relación al de la del 2011, que se vio afectado por todo tipo de lesiones y le cortó su prometedora trayectoria.

Hughes, de 25 años, con marca de 5-5 la pasada temporada, después del prometedor 18-8 del 2010, podrá conseguir unos ingresos adicionales de 250.000 dólares en función al rendimiento que tenga desde el montículo, pero el contrato no está garantizado.

El lanzador derecho no pudo jugar desde el 15 de abril hasta el 6 de julio del 2011 debido a una inflamación en su brazo de trabajo y el septiembre se resintió de un disco herniado.

Hughes forma parte de siete abridores que los Yanquis tienen en nómina para los entrenamientos de primavera. Además de Hughes están el zurdo estelar CC Sabathia, el dominicano Iván Nova, el venezolano Freddy García, A.J. Burnett y las nuevas adquisiciones, el quisqueyano Michael Pineda y el japonés Hiroki Kuroda.

Los Yanquis también tienen a cinco jugadores elegibles para arbitraje salarial como son los lanzadores David Robertson, Joba Chamberlain y Boone Logan, el receptor Russell Martin y el jardinero Brett Gardner.

Publicidad Pagada

anuncie