Publicado en: 23/06/2011

Papandreou, con su plan de austeridad, se presenta ante UE reforzado

El primer ministro griego - Giorgos Papandreou

Giorgos Papandreou, primer ministro griego

ATENAS (AFP).- El primer ministro griego Giorgos Papandreou se presentará el jueves antes sus homólogos europeos reforzado por la moción de confianza obtenida en el Parlamento sobre el nuevo plan de austeridad plurianual, cuyas modalidades concluyó el gobierno el miércoles por la noche.

A última hora de la tarde, el consejo de ministros griego aprobó el proyecto de ley presupuestaria 2012-2015 –que aumenta los impuestos, reduce el gasto público y prevé una ola de privatizaciones– y las respectivas leyes de aplicación, con vista a una votación antes del 30 de junio, como exigen los acreedores del país para continuar protegiéndolo de la quiebra, informó el gobierno.

El paquete fiscal del proyecto, que prevé alzas de impuestos directos e indirectos, fue modificado hasta el último momento.

El nuevo ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, se reunirá el jueves con los jefes de la ‘troika’ –la delegación trilateral encargada de vigilar las finanzas griegas formada por el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI)–, para obtener su aprobación a las leyes de aplicación, precisó el ministerio de Finanzas.

Tras haber tomado la iniciativa política mediante una remodelación del gobierno y una moción de confianza obtenida el martes por la noche, Papandreou subrayó ante los diputados la necesidad de “continuar haciendo frente a la crisis y a los déficits, evitando la quiebra y garantizando el mantenimiento de Grecia en el núcleo duro del euro”.

Pese a que todos los diputados de la oposición presentes, 143, votaron en contra de la moción de confianza, Papandreou logró el apoyo total de los votos socialistas (155 sobre un total de 300).

“Los diputados se rindieron sin condiciones”, ironizaba el miércoles el diario de izquierda Eleftherotypia; “el plan aún más duro tras el voto”, se lamentaba el de derecha, Eleftheros Typos, alineado con la oposición conservadora que se niega a apoyar al gobierno.

Alemania, Francia y la Comisión Europea se congratularon por el voto de confianza, calificándolo de “etapa importante” y de “buena noticia para Grecia y la Unión Europea”.

El miércoles, Papandreou se entrevistó por teléfono con la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Nicolas Sarkozy y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Todos participan en un consejo europeo el jueves y el viernes, que inicialmente debía marcar la salida de 18 meses de crisis de la deuda, pero que finalmente se inscribe en una carrera contrarreloj para evitar la bancarrota de Grecia y una desestabilización de la zona euro.

Para alcanzar los objetivos del plan presupuestario, que prevé hasta 2015 ahorros de 28.400 millones de euros y privatizaciones por 50.000 millones, el texto detalla los cortes presupuestarios previstos, según el ministerio de Finanzas: reducción de las jubilaciones, de los subsidios sociales, de la masa salarial y del número de empleos en el sector público.

La ley crea un “nuevo fondo” encargado de las privatizaciones, “bajo control internacional”, indicó al Parlamento el ministro de Finanzas. Estos “observadores” extranjeros proporcionarán sus “conocimientos” y asegurarán la “transparencia” del proceso, añadió.

La ayuda adicional puede venir de un nuevo plan de rescate, que se añadiría al préstamo de 110.000 millones de euros otorgado en mayo de 2010 por la zona euro y el FMI, pero que no fue suficiente para que Grecia recuperase su autonomía financiera.

Pero el clima social sigue siendo muy tenso. Los sindicatos preparan una huelga de 48 horas que coincida con la votación del plan presupuestario.

Publicidad Pagada

anuncie