Publicado en: 21/02/2018

Nicolás Maduro recurre a una criptomoneda en medio de su crisis

El vicepresidente Tareck El Aissami, el presidente Nicolás Maduro y el ministro para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología Hugbel Roa durante el lanzamiento de la criptomoneda petro, el 20 de febrero

VENEZUELA.- En momentos en que Venezuela sufre uno de los colapsos económicos más graves de su historia contemporánea, el gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció el inicio de una preventa de monedas virtuales respaldadas por las vastas reservas petroleras de la nación.

El gobierno, que anunció sus planes de lanzar la nueva moneda digital a fines del año pasado, señaló que la iniciativa era la respuesta para una situación financiera en la cual el bolívar se encuentra sumamente devaluado. La inflación, según el Fondo Monetario Internacional, es de cuatro dígitos (no hay datos oficiales del Banco Central).

El país padece una gran escasez de alimentos y medicinas, un índice de criminalidad desorbitado y el colapso tanto de los servicios públicos como del sistema de salud. La crisis ha motivado que cientos de miles de venezolanos huyan del país en busca de una vida mejor.

El gobierno de Maduro espera que las ventas de la criptomoneda, conocida como petro, sirvan para que sus fondos públicos recauden las divisas extranjeras que tanto necesita para pagar su deuda, y para costear más importaciones de productos básicos y de materias primas para la manufactura.

Los funcionarios venezolanos también aseveraron que el petro —la primera criptomoneda emitida por una nación— permitiría que los inversionistas evadan las sanciones que impuso el gobierno estadounidense de Donald Trump en contra del país. Estas sanciones prohíben el establecimiento de acuerdos comerciales con Maduro y varios altos funcionarios del gobierno.

“A grandes problemas, grandes soluciones”, mencionó Maduro en un acto que se celebró el martes por la noche en Caracas. “Indomables somos los venezolanos y las venezolanas”.

“Frente a Superman surgió la criptonita perfecta, la criptomoneda, el petro”, añadió el presidente, en aparente referencia a Estados Unidos.

Sin embargo, muchos analistas y críticos del gobierno no tienen muchas esperanzas en el éxito de la moneda digital.

“Creo que es una medida desesperada de un régimen que cada vez está más aislado y que tiene una economía que está en una espiral fuera de control”, comentó Cynthia J. Arnson, directora del programa sobre América Latina del Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson.

Por KIRK SEMPLE y NATHANIEL POPPER/NYTimes