Publicado en: 04/07/2011

México: PRI aventaja en elecciones estatales

PRI mexicoTOLUCA, México, (AOL).- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se perfilaba como el triunfador en las tres elecciones para gobernador efectuadas en México, en lo que para el grupo que busca recuperar la presidencia del país en 2012 muestra que es la opción del futuro.

Los candidatos del PRI a los gobiernos de Coahuila, Nayarit y el Estado de México habrían ganado en los comicios, según dos encuestas a boca de urna y los resultados oficiales preliminares.

En el Estado de México, el más poblado del país y considerado como uno de los termómetros con vistas a los comicios presidenciales de 2012, el PRI aparentemente arrasó en la jornada electoral de la mano de su candidato Eruviel Avila.

Con el 42,14% de las actas electorales contabilizadas, el conteo preliminar oficial en el Estado de México señalaba que Avila obtendría el 61,64% de los votos, en tanto que el aspirante del partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD), Alejandro Encinas, recibiría 21,74% de los sufragios. En tercer lugar, y con un 12,63% de los votos, se ubicaba Luis Felipe Bravo Mena, del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Encuestas a boca de urna realizadas por las empresas Mendoza Blanco y Asociados y Mitofsky daban al PRI un 64% y 60% de los votos, respectivamente.

“Nuestro partido, el Partido Revolucionario Institucional, entiende claramente estos resultados electorales. El mensaje que queda en ello es la responsabilidad”, dijo el líder nacional de ese grupo político, Humberto Moreira. “Somos el partido del presente y del futuro”, afirmó.

Avila agradeció a los votantes y aseguró que buscará consensos en el Estado de México, aunque el candidato izquierdista, Encinas, no reconoció su derrota y anunció que impugnará jurídicamente la elección.

Bravo Mena, del PAN, sí admitió su derrota.

Los votantes también eligieron gobernador en el estado norteño de Coahuila y en el occidental de Nayarit, donde los primeros resultados preliminares y las encuestas de salida también daban la ventaja al PRI.

Con un 27,63% de las actas contabilizadas, el conteo preliminar daba el triunfo en Coahuila a Rubén Moreira, candidato del PRI y hermano del líder nacional de ese grupo político. Su más cercano contendiente, Guillermo Anaya del PAN, tenía un 36,25%.

Mendoza Blanco y Asociados le dio al PRI en Coahuila el triunfo con 65% de los votos, mientras que Mitofsky, el 61%.

En Nayarit, el PRI obtuvo el 48% de los votos, seguido del PAN con 38% y del PRD con 11%, según Mendoza Blanco y Asociados.

La empresa Mitofsky no había informado aún ninguna tendencia para Nayarit.

La página de internet de los resultados preliminares oficiales presentaba problemas de acceso, aunque según el diario Reforma a las 9:30 de la noche (0230 GMT del lunes) apenas llevaba un 4% de las actas contabilizadas, que le daba el triunfo al PRI con 54,31% seguido del PAN con 28,76%

La empresa Mitofsky no había informado aún ninguna tendencia para Nayarit.

En el estado central de Hidalgo, los votantes acudieron a renovar sólo alcaldes.

El PRI ya gobernaba en los tres estados donde se renovó la administración estatal.

El PRI perdió la presidencia de México en el año 2000, luego de siete décadas de gobiernos ininterrumpidos, aunque ha mantenido el poder en algunos lugares del país, como el Estado de México, donde no ha perdido la gubernatura desde hace 82 años.

El Estado de México no sólo es el más poblado del país, con unos 15,1 millones de habitantes, sino también el lugar que más electores ofrece con un padrón de unos 10,5 millones.

El PAN y el PRD intentaron formar una coalición para tratar de derrotar al PRI en el Estado de México -como hicieron el año pasado para ganar los estados de Oaxaca, Puebla y Sinaloa, tres bastiones priístas- pero fracasaron. Lo mismo ocurrió en otros dos estados, Nayarit y Coahuila, donde se esperaba que el PRI ganara las gobernaciones del domingo.

En todo México, los votantes están desilusionados con el PAN, que después de más de una década en el poder no ha logrado hacer cambios fundamentales en México, más allá de una notable guerra nacional contra la delincuencia organizada que ha causado un incremento en la violencia.

Desde que el presidente Felipe Calderón asumió el cargo, más de 35.000 personas han muerto por la violencia del narcotráfico, según el gobierno. Otras fuentes sitúan la cifra en más de 40.000.

Entretanto, las luchas internas en el PRD han dejado al partido izquierdista en el desorden y el PRI ha aprovechado los vacíos abiertos.

El PRI perdió por primera vez la presidencia en siete décadas en el 2000, cuando fue enviado al segundo lugar de la votación por el PAN, que se convirtió en el primer partido de oposición en llegar al poder en México.

Seis años después de su histórica derrota, en 2006, el PRI fue relegado a la tercera posición cuando el PAN repitió su victoria en la presidencia, aunque la disputa se dio con la izquierda representada por el PRD.

La oposición ha acusado al PRI de incurrir en irregularidades en la campaña del Estado de México, como exceder los gastos e iniciar anticipadamente su promoción electoral. La autoridad electoral sólo ha resuelto la última queja y aunque multó a Avila, consideró que no era una falta grave y no afectaba su candidatura.

Publicidad Pagada

anuncie