Manejo del coronavirus

República Dominicana carece de estrategia efectiva, según la cleptocracia imperante y su indiferente funcionariado los testes no eran necesarios para todos, las pruebas originalmente eran caras y privadas, las aseguradoras no las cubrían, luego solo eran gratis para ancianos contagiados y enfermos, segmentaron la población y el PCR era selectivo,  más tarde eran dizque gratis, pero nunca aparecen, solo los neumólogos, infectó logos e internistas podían prescribir los testes, finalmente “universalizaron” las pruebas, en las primeras 6 semanas solo se han realizado unas 10,000 pruebas, selectivamente.

Precario aislamiento dada nuestra paupérrima cotidianidad y hacinamiento, muy escasos laboratorios, reactivos y kits de pruebas, reacción tardía y muy escasos testes realizados, una letalidad exageradamente alta,  ése es nuestro lamentable record, un sistema sanitario cegato parece ignorar que las pruebas sirven para detectar al bicho, hacer la data y ésta a su vez sirve para el tratamiento del mal y reducir la letalidad, mientras nuestro nefasto funcionariado da palos a ciegas, carecen de comprensión del fenómeno, improvisan y nos dispensan desaciertos, relajar la cuarentena solo nos encamina a más muertes, mientras ni siquiera en los países ricos sus sistemas sanitarios resisten a Covid.

Nuestro penco Gonzalo, inminente sucesor del Pericles del caribe y continuador de su glorioso ciclo, encara recursos a cuesta la “solidaridad” del oficialismo en forma heroica, la tayota compite en caridad en mera lucha proselitista, mismo el león herido hace críticas impenitentes, a esos jefes se les olvida que los “líderes” están para trazar y dirigir acciones, pero para las realizaciones están los ministerios y las instituciones, nuestra crisis económica, social y sanitaria es ya y ahora.

Necesitamos dirigentes capaces, la bestia china del Covid luce incontenible por ahora, nos tiene presos y desnudos, de una estrategia efectiva depende nuestra supervivencia, ignorar su letalidad sería condenarnos a muerte, Covid desafía a los “expertos sanitarios”, le abre el pecho a la OMS, a la OPS y las potencias mundiales y todas las comunidades no deben ser medidas con la misma vara, nuestro funcionariado es apático, se reúsa a entender el crecimiento exponencial del bicho, salvo en el protagonismo del penco.

La negligencia es grande, la lentitud es pasmosa, el protocolo es errático, la mitigación del mal sanitario es nula, no hay capacidad, no hay recursos, no hay voluntad, los testes no se hacen, ni los casos se detectan, estamos sin aliento y sin moral para el caso, sí tenemos una enorme farra mediática, una enorme campaña proselitista camuflada de asistencia humanitaria el necro clientelismo  de parte y parte es indignante y abominable, mientras los pobres se asfixian y mueren, en los campos, en las aldeas y en las ciudades, la precariedad cotidiana imposibilita el aislamiento, mientras el Covid y su letalidad circulan libremente por todo el territorio nacional, su manejo es mera treta mediática en RD, a veces son los comunitarios quienes ubican y publican los casos y los muertos.

Por Edgar Marcano
Desde Montreal-Canadá

Publicidad Pagada

anuncie