Publicado en: 03/10/2011

Los perredeístas y la cinta con las declaraciones de Leonel en NY

editorial-despertar-dominicanoMOJADOS.– Los perredeístas y los peledeístas están lloviendo sobre mojado, incluso están empapados como si hubieran caído al agua con la ropa puesta y sin traje de baño. ¿Cuál es la cuestión? Los perredeístas hablan de una cinta en la que el presidente Leonel Fernández habría adelantado la agenda de trabajo del gobierno en la actual campaña electoral.

La grabación se habría hecho en uno de los salones del hotel United Palace de Nueva York y durante un conversatorio entre el mandatario y seguidores del PLD en la urbe. Los peledeístas reaccionan diciendo que esas declaraciones no se produjeron y que el caso no es más que un vil montaje. El asunto, sin embargo, no puede soltarse tan fácilmente, puesto que por alguna razón una de las partes lo promueve como verdad y la otra lo evade como mentira.

El PRD, ante la ausencia de su candidato Hipólito Mejía, no tenía nada que hacer, y ese ánimo era más obvio en el área de prensa. El PLD, por su lado, se sentía dueño de la cancha, en auge, y de ninguna manera a la defensiva…

EL CUENTO.– La cuestión es si se produjo el susodicho intercambio en el United Palace y el presidente discurrió en los términos que “registra” la cinta.

Si lo fue, al PLD que se cuide, puesto que queda demostrado que sus reuniones no son inexpugnables y que sus oponentes se infiltran y conocen sus planes. Que está ante un PRD diferente, más decidido, audaz y con mejores medios para echar la pelea en igualdad de condiciones, o con ventaja. Una cosa es inventar o suponer, y otra muy distinta saber lo que viene. Estar en capacidad de prevenir o controlar los eventos.

Si la actividad del United Palace fue verdad y la cinta es la prueba ¿cómo lograron la hazaña? Dicen que quien grabó inicialmente fue Félix Jérez, aunque la información fue servida por Miguel Cruz Tejada, corresponsal desde Nueva York para varios periódicos. La crónica así concebida parece una postalita de colores, como si fuera periodismo del bueno y sin ninguna intención perversa.

¿Por qué grabó Jérez si no iba a trabajar la nota? ¿Cómo pudo entrar Jérez y no Cruz ?…

EL SOLAR.– Los dominicanos residentes en Nueva York, aunque viven en una gran urbe, se comportan como si fuera en un solar, donde todo el mundo se conoce, se trata y nadie ignora la filiación política o simpatía de partido del vecino. Lo mejor del caso es que los periódicos grandes no acogieron la nota, que fue colocada en portada online y luego retirada, y que en cambio fue prolijamente reproducida por los blogs que responden a la causa del PRD.

Con tales señales eran obvias las implicaciones y las consecuencias. No obstante, queda el hecho principal: el contenido. Lo dicho por el presidente Fernández, que no es nada nuevo y mucho menos pecaminoso. Lo que hizo fue un resumen del acontecer nacional, incluyendo las perspectivas de su partido y de su candidato.

¿Qué reconoció que el PLD y Danilo Medina estaban detrás en las encuestas? Lo grave hubiera sido que negara algo tan sabido y confirmado.

Después lo otro, el bacheo de las calles, las ferias agropecuarias, la seguridad de las calles, más que recursos de campaña a favor de Medina, serían cumplimiento de promesas propias…

LOS FONDOS.– En ese afán por denunciar o acusar se olvida que quien habló en el United Palace fue el presidente de un partido con los seguidores de ese partido que viven fuera de su país. Era lógico que les levantara el ánimo si lo sentía decaído, pues desde las altas esferas se ven las cosas de una manera diferente que en la calle, o desde el país que afuera.

Además, se trataba de un presidente de la República sospechoso de no hacer lo suficiente para que su compañero alcance el poder. Quería curarse en salud o cubrirse las espaldas, de manera que después no digan que se guardó la pelota cuando era pertinente el cambio de pitcher. En Nueva York hay muchos danilistas, y era justo que se les dieran satisfacciones.

Los perredeístas, que a veces se pierden en lo claro, deben recordar que fueron los primeros en hablar de los 40 mil millones del Presupuesto asignado a la Presidencia. Es decir, que si la intención del jefe del Estado es usarlos en la campaña, no deben darse por sorprendidos. Ellos ya le habían cogido la seña…

Publicidad Pagada

anuncie