Publicado en: 20/06/2011

Libia acusa a la OTAN de causar una nueva matanza de civiles

Un edificio de Trípoli destruido por la OTAN, según el gobierno libio

Un edificio de Trípoli destruido por la OTAN, según el gobierno libio

SORMAN, Libia (AFP).- La OTAN efectuó este lunes un ataque aéreo en la localidad libia de Sorman, al oeste de Trípoli, causando quince muertos según el régimen de Muamar Gadafi.

Según un responsable del régimen, el ataque tuvo como blanco la residencia de un ex compañero de armas de Gadafi en Sorman, a unos 70 km al oeste de la capital Trípoli.

Precisó que la residencia fue “alcanzada por ocho misiles” durante un ataque aéreo hacia las 04H00 de la madrugada (02H00 GMT).

El portavoz del régimen libio, Musa Ibrahim, presente en el lugar de los hechos, afirmó que el bombardeo “causó 15 muertos, entre ellos tres niños”, y denunció “un acto terrorista y cobarde, que no se puede justificar”.

Un periodista de la AFP, llevado al lugar junto con otros corresponsales extranjeros, vio varios edificios destrozados.

Luego fue llevado al hospital de Sabratha, a unos 10 km de Sorman, donde vio nueve cadáveres, entre ellos los de dos niños, y pedazos de otros cuerpos, incluido el de un niño.

La vivienda pertenece a Juildi Hemidi, que formaba parte del consejo de mando de la revolución de 1969 que llevó a Gadafi al poder.

Según Musa Ibrahim, la mayoría de las víctimas son familiares de Hemidi, incluidos dos nietos, y vecinos.

Sin embargo, Hemidi escapó sano y salvo porque en el momento del ataque se encontraba en un edificio que fue dañado sólo parcialmente.

Tras desmentirlo inicialmente, la OTAN rectificó y reconoció el lunes por la tarde que efectuó un ataque aéreo en Sorman.

La Alianza Atlántica dijo en una declaración que sus aviones llevaron a cabo un ataque de precisión “contra un centro de comando y control de alto nivel” en la región de Sorman, durante las primeras horas del lunes.

“Este bombardeo va a reducir considerablemente la capacidad de las fuerzas del régimen de Gadafi para continuar con sus bárbaros ataques contra el pueblo libio”, declaró el comandante de la operación “Protector Unificado”, el general canadiense Charles Bouchard.

Un responsable de la OTAN indicó a la AFP que la Alianza está “al corriente” de las afirmaciones del régimen sobre las víctimas, pero añadió que la Organización no dispone de medios para confirmar el balance del gobierno libio.

Previamente, la Alianza Atlántica había reconocido dos ataques errados en Libia.

El domingo de tarde admitió haber matado por error a civiles en un ataque nocturno en Trípoli. Nueve personas murieron, entre ellas cinco miembros de una misma familia.

El sábado, la Alianza reconoció también que atacó accidentalmente una columna de vehículos rebeldes en la región de Brega (este) el 16 de junio.

“La OTAN lamenta la pérdida de vidas de civiles inocentes”, aseguró el comandante de la operación, el teniente general Charles Bouchard.

“La OTAN se juega su credibilidad. No podemos correr el riesgo de matar a civiles, es algo totalmente inadmisible”, consideró por su parte el lunes el ministro italiano de Relaciones Exteriores, Franco Frattini.

“Las carencias de comunicación por parte de la OTAN son un problema, porque debemos contrarrestar la propaganda mediática” del régimen libio, consideró.

Bajo mandato de la ONU, la coalición internacional inició una intervención aérea el 19 de marzo en Libia para proteger a los civiles de la represión del régimen de Muamar Gadafi contra un movimiento opositor sin precedentes.

El 31 de marzo, la OTAN tomó el mando de las operaciones.

Desde el inicio de la rebelión contra Gadafi el 15 de febrero, el conflicto ha causado entre “10.000 y 15.000 muertos” y obligado a unas 952.000 personas a huir, según organizaciones internacionales.

Publicidad Pagada

anuncie