Publicado en: 20/11/2012

Las alergias pueden tener los días contados: una molécula acabará con ellas

alergia-estornudosUn grupo de investigadores de las universidades de medicina de Stanford (EEUU) y Berna (Suiza) han desarrollado una molécula artificial capaz de paralizar los mecanismos que inducen las reacciones alérgicas.

El estudio, publicado en el último número de la prestigiosa revista Nature, abre la posibilidad al desarrollo de tratamientos preventivos mucho más eficaces contra todo tipo de alergias, incluso las agudas.

Las reacciones alérgicas se producen cuando el sistema inmunológico responde de manera exagerada ante alguna sustancia que generalmente está presente en el ambiente (normalmente por el polen de ciertas plantas, sustancias presentes en alimentos o por la picadura de algunos insectos) y es inocua para la mayoría de personas. De este modo, el sistema inmunitario cree erróneamente que el organismo está siendo invadido por patógenos, por lo que produce un anticuerpo denominado inmunoglobulina E (IgE).

Este anticuerpo desencadena un proceso celular que estimula la producción de histamina, una suerte de respuesta inflamatoria que está detrás de los síntomas comunes de la alergia, como fiebre, irritación de garganta, fosas nasales y ojos, mucosidad, problemas dermatológicos, dificultad para respirar y dolencias digestivas. La molécula sintética desarrollada por los investigadores norteamericanos y suizos es capaz de aislar los anticuerpos que producen estas reacciones y, por tanto, anular los síntomas alérgicos que producen.

Un fármaco para salvar vidas

Después de sufrir la primera reacción alérgica, estos anticuerpos quedan activados para reaccionar en las próximas ocasiones que detecten un potencial alérgeno. Los receptores culpables de su retención (y por tanto de su peligrosa reactivación) son los denominados FcR, por lo que los investigadores llevaban tiempo focalizando sus investigaciones contra las alergias en el modo de separar a estos últimos de la inmunoglobina E (IgE). Algo que finalmente se ha conseguido tras desarrollar una molécula sintética (inhibidora de proteínas) denominada DARPin E2-79.

El profesor de biología estructural e investigador principal, Theodore Jardetzky, destacó que el inhibidor desarrollado por su equipo “desactiva totalmente” dicha interacción, por lo que no solo alivia los síntomas, como hacen la mayoría de fármacos, sino que elimina complemente las alergias. Un tratamiento que también sería capaz de acabar con las alergias agudas, que pueden causar un shock anafiláctico (reacción inmunitaria generalizada en todo el organismo) con la muerte como resultado, si no se interviene con el suficiente tiempo.

Una reacción instantánea

El fármaco más común utilizado contra las alergias para bloquear este tipo de interacciones es el confeccionado a base de omalizumab, pero su función se centra solo en aliviar los síntomas y no en erradicar las alergias de raíz o prevenirlas, como sí haría la molécula DARPin E2-79, según afirman los investigadores en el artículo científico publicado por Nature. “Este inhibidor anula la alergia en cuestión de segundos, mientras que los desarrollados hasta la fecha solo la atenúan”, apunta Jardetzky.

El grupo de investigación, financiado por los institutos nacionales de salud de ambos países involucrados en el proyecto, así como de la Swiss National Science Foundation y de la American Asthma Foundation, utilizó técnicas bioquímicas para descifrar los mecanismos que activan la unión entre la IgE y los FcR. En este primer estadio del estudio, los investigadores descubrieron que la DARPin E2-79 acelera la separación de las dos moléculas al desactivar sus dos puntos de contacto de manera efectiva. Ahora, el grupo de Jardetzky se está centrando en desarrollar moléculas más pequeñas que sean más baratas de fabricar y más fácilmente suministrables por vía oral. El descubrimiento de esta molécula también servirá para que otros laboratorios farmacéuticos sigan su estela y desarrollen medicamentos más eficaces. Sobre todo, en un momento en el que las alergias están en aumento. Alrededor de 87 millones de europeos sufren algún tipo de alergia y se calcula en el año 2015, cerca un 50% de la población las padecerá.

Publicidad Pagada

anuncie