Publicado en: 25/01/2012

La telebasura prosigue su agitado curso en RD, la Comisión, una entelequia

telebasura-rdSANTO DOMINGO, RD.- Tal como sucede en la política, la radio y la televisión han acogido a gente que ha fracasado en sus profesiones iniciales para apostar a la “producción” de un programa y agenciarse un dinero por la vía rápida o, en su defecto, conseguir un aliado que quiera blanquear un dinero. Eso es normal en nuestra pantalla chica y por ello tenemos de todo y para todos…

Aquí se habla de todo y todo  tiene cabida en la radio y la televisión. Se le falta el respeto al oyente, al televidente y nada pasa. Directores de canales de televisión y propietarios se han convertido en cómplices de la telebasura y con ello fomentan  la ignorancia de una población a la que le falta mucha formación. En naciones civilizadas, en las que se protege el derecho de niños, adolescentes y adultos eso no está permitido y las leyes se cumplen.

En nuestro país contamos con legislaciones e instituciones que con el paso del tiempo se han convertido en entelequias y sus directivos no se atreven a accionar contra los violadores por razones políticas…total, eso es más importante que la población.

Esta semana vimos en las redes sociales un desagradable acontecimiento protagonizado por un presentador de televisión que invitó a un travesti a su programa y le agarró el pene, así como otras partes del cuerpo en plena televisión abierta y en un horario en el que se supone no debe promoverse semejante contenido.

Pero ese acontecimiento, censurado por muchos en medios masivos de comunicación, no le mereció una sanción al canal ni a sus protagonistas por parte de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos que dirige el locutor J.M. Hidalgo. Al contrario, el asunto se resolvió con una visita de ambos a su oficina en la que pidieron excusas, y prometieron que eso no sucedería más…caso cerrado. Hablamos de gente que tiene antecedentes, algo que el titular de la Comisión parece desconocer.

El público no se merece eso.

Es hora de que la autoridad reaccione. Todavía estamos a tiempo. La telebasura debe detenerse. Los patrocinadores tienen que ponderar lo que están aupando. Los directores de canales tienen que entender el rol que desempeña la televisión  y que no se trata de ganar dinero a toda costa.

Fuente: El blog de Severo

Publicidad Pagada

anuncie