Publicado en: 04/03/2020

La ONU lanza nuevo plan humanitario para Haití ante deterioro de la situación

Haití, el país más pobre de América.

NACIONES UNIDAS (EFE).- El coordinador humanitario de la ONU para Haití, Bruno Lemarquis, anunció este miércoles en Nueva York el lanzamiento de un nuevo plan de respuesta humanitaria para Haití debido al deterioro de la situación en la isla, que espera recaudar 253 millones de dólares para atender las necesidades de 2,1 millones de personas.

Lemarquis explicó que el plan original se lanzó en 2019 con la intención de que sirviera para dos años, “y no se suponía que tuviéramos que lanzar otro plan hoy (…) pero la situación en Haití se ha deteriorado gravemente, con una crisis política muy grave, combinada con una crisis socio-económica”.

La combinación de factores, sumados a la “frágil” situación del país y a la sequía sufrida en 2018 y 2019 han provocado “un grave deterioro de la situación de seguridad; una gran dificultad de acceder a los servicios, con los colegios cerrados y los hospitales sin suministros y medicinas, y el bloqueo del movimiento de las personas”, dijo el responsable.

Haití, el país más pobre de América, sufrió entre 2018 y 2019 una grave sequía que causó una caída de la producción agrícola, lo que se suma la inflación galopante, el aumento de los precios de los alimentos básicos, la depreciación de la moneda local frente al dólar, las violentas manifestaciones en contra del Gobierno y el deterioro de las condiciones de seguridad.

Además, la nación lleva casi un año sin Gobierno y un mes y medio sin Parlamento tras terminar el 13 de enero la legislatura.

Según Lemarquis, alrededor de un 40 por ciento de la población (4,6 millones de haitianos) necesitan ayuda humanitaria. Sin embargo, el nuevo plan se centrará en los dos millones de personas que se encuentran en una situación más vulnerable.

“Recaudar 253 millones es una misión difícil, así que tenemos que ser realistas y enfocarnos en los más vulnerables”, agregó el responsable de la organización multilateral. Subrayó- “Todos estamos en el mismo barco con Haití” e insistió en la necesidad de seguir trabajando para favorecer reformas políticas en el país para favorecer la gobernabilidad.

Además, dijo que la necesidad de dicha ayuda, que se destinará mayoritariamente a cubrir cuestiones alimentarias, es “prácticamente inmediata” y precisó que debería llegar entre ahora y el próximo julio.

El director de Emergencia y Resiliencia de la FAO, Dominique Burgeon, ya advirtió a mediados del mes pasado que la seguridad alimentaria en Haití está experimentando un “hundimiento gradual” y que el 40 % de los habitantes del país en marzo necesitarían asistencia alimentaria.

Publicidad Pagada

anuncie