Publicado en: 28/12/2010

La milicia ocupó terreno de un centro evangélico

CARACAS, VENEZUELA (El Universal).- El pasado 15 de diciembre, unos integrantes de la milicia tomaron a la fuerza un terreno privado de 834 metros que está ubicado en la avenida Lecuna y que el Centro Evangélico Imperial utilizaba como estacionamiento.

El pastor Ramón Yoel Díaz asegura que desde entonces ha acudido a todas las instancias (Presidencia, Ministerio del Interior, Tribunal Supremo, alcaldía de Libertador, Gobierno de Distrito Capital) y en ninguna ha encontrado ni siquiera una explicación para lo que él califica de simple robo: “No es una expropiación, porque para que lo sea tiene que existir una declaratoria de utilidad pública en Gaceta y un compromiso de pago. A nosotros simplemente nos robaron”.

Explicó que el terreno fue comprado con la colaboración de más de tres mil fieles y a un precio de 1,8 millones de bolívares fuertes. Allí tenían el proyecto de hacer un edificio para sesenta miembros de la congregación que no tienen vivienda.

 

Publicidad Pagada

anuncie