Publicado en: 04/02/2013

La marihuana seguirá siendo ilegal en Canadá

“Actualmente, a los médicos se les permite recetar marihuana a aquellos pacientes que verdaderamente lo necesiten”

joven-fumando-marihuanaTORONTO, Canadá..- La prohibición de Canadá sobre la marihuana ha sido confirmada este viernes, cuando el máximo tribunal de Ontario anuló las leyes del país relativas a la marihuana medicinal, para gran disgusto de los grupos activistas.

Al revocar una sentencia de primera instancia, el Tribunal de Apelaciones dictaminó que el juez de primera instancia había hecho numerosos errores en prohibir las leyes del país que hacen referencia a la marihuana medicinal.

Entre otras cosas, el Tribunal de Apelación consideró que el juez se equivocó al interpretar un fallo anterior como la creación de un derecho constitucional a usar marihuana medicinal.

“Teniendo en cuenta que la marihuana médica puede beneficiar a algunas personas, una prohibición general sobre su uso es inconstitucional”, dijo el Tribunal de Apelación.

“Sin embargo, este tribunal no consideró que una enfermedad seria da lugar a un derecho automático a usar la marihuana”.

Actualmente, a los médicos se les permite recetar marihuana a aquellos pacientes que verdaderamente lo necesiten. El problema es que muchos facultativos se niegan a recetar el fármaco alegando que sus beneficios no están científicamente probados.

El Canadian HIV / AIDS Legal Network dijo que la decisión de una oportunidad decepcionante perder.

La gente no debería tener que arriesgarse a ir a la cárcel con el fin de obtener los medicamentos que necesitan.”, dijo Richard Elliott, director ejecutivo de la red.

El fallo se produce en el caso de Mateo Mernagh, de 37 años, de St. Catharines, Ontario., que sufre de fibromialgia, escoliosis, convulsiones y depresión.

Mientras sostiene que la marihuana es el tratamiento más efectivo para su dolor, apunta que no pudo encontrar un médico para apoyar su solicitud de licencia de la marihuana medicinal.

Mernagh recurrido al cultivo de su propia cosecha y fue acusado de cultivar la droga en abril de 2008.

En abril de 2011, el Juez de la Corte Superior de Justicia de Ontario, Donald Taliano, dictaminó que las personas enfermas no pueden tener acceso a la marihuana medicinal a través de los medios adecuados.

Taliano anuló las leyes que prohíben la posesión y producción de cannabis tachándolas de inconstitucionales, pero el fallo fue dejado en suspenso en espera de la apelación del gobierno federal, que se escuchó en mayo pasado.

Meseas antes, Health Canada tomó la inusual decisión de lanzar sus propuestas meses atrás. A continuación, realizó una serie de consultas previas en el que miles de personas respondieron.

Uno de los cambios que proponían era racionalizar el proceso por el cual una persona puede recibir la marihuana medicinal. Este punto, sin embargo, preocupaba a algunos médicos, pues consideraban que era “demasiada responsabilidad”.

Lo que se suele hacer, es que el doctor da el visto bueno para que el paciente use marihuana con fines terapeúticos y luego Health Canada aprueba la propuesta.

Con el nuevo sistema, los médicos simplemente extenderían la receta y el enfermo ya podría ir al cultivador comercial.

“Toda la responsabilidad cae ahora sobre el médico”, dijo Anna Reid, presidenta de la Asociación Médica de Canadá y doctora de urgencias.

Reid dijo que el problema es que mientras que los médicos tienen una gran cantidad de información sobre los medicamentos con receta, la mayoría tiene muy poca información sobre los beneficios y los efectos de la marihuana.

“Los médicos no saben lo que se prescribe. Ellos no saben realmente lo que hay en la marihuana.

Desconocen cuál es la dosis que deben prescribir”, dijo Reid a CBC News.

El crítico de salud de los Nuevos Demócratas (NDP en sus siglas en inglés) Libby Davies, hizo ver que es necesario que Health Canada trabaje con los médicos para que facilitarles la información necesaria sobre esta droga. Sin embargo, Davies dijo que este cambio es bueno para los pacientes.

“Hemos tenido tantas quejas y casos de personas que creo que avanzamos en la dirección correcta”.

Davies también está instando al gobierno a que encuentre un papel para los llamados “clubes de compasión” en todo el país, lo que muchas personas ya están yendo en busca de ayuda para tener acceso a la droga.

Paul Lewin, director regional de NORML, una organización que aboga por el derecho de las personas a utilizar la marihuana, está de acuerdo con la necesidad de ofrecer una mayor investigación sobre este asunto.

A Lewin le preocupa sobre todo la propuesta de sustituir los cultivadores de marihuana individuales por grandes empresas, que podrían acabar aumentando el precio del producto.

“El cannabis puede ser caro y si usted lo está utilizando con fines medicinales puede necesitar una gran cantidad diaria. Qué pasa entonces con las personas enfermas que tienen modestos ingresos”, dijo Lewin.

La Asociación Canadiense de Jefes de Bomberos, por su parte, ha estado presionando al Gobierno para realizar este cambio.

Stephen Gamble, presidente de la organización nacional, dijo que las casas de las personas no están

diseñados para sostener operaciones de cultivo y muchos productores individuales realizan cambios

en el cableado, por ejemplo, que no respetan los códigos contra incendios.

Esto plantea un peligro de incendio y un peligro para los bomberos cuando tienen que entrar en una

casa que se utiliza como una planta cultivo.

“Uno de los bomberos en nuestra propia comunidad resultó electrocutado y tuvimos que trasladarlo

al hospital”, dijo Gamble, quien es jefe de bomberos en Langley, BC.

Fuente: El Popular

Publicidad Pagada

anuncie