Publicado en: 21/03/2013

La fiesta del triunfo se convirtió en una tragedia para la familia Santana Alcántara

velatorio-familia-santana-alcantaraSANTO DOMINGO, RD.- Mientras la algarabía se desplegaba por los cuatro puntos cardinales de la geografía nacional, el dolor enlutaba a una familia dominicana, oriunda de Las Matas de Farfán, por la pérdida de tres miembros.

La noche del martes 19 de marzo cerró con dos noticias discordante para la República Dominicana, el triunfo de un campeonato mundial que colocó al país en el número uno en  béisbol y la muerte de tres miembros de una misma familia que disfrutaban de la victoria nacional.

Según una publicación de la versión digital del periódico El Nacional, los hermanos José Santana Alcántara de 43 años y Delis Santana Alcántara de 39 años, se encontraban en la avenida Jiménez Moya esquina José Contreras disfrutando del juego de bésibol en el que participaba el equipo dominicano.

Mientras su hermana mayor, Margarita Alcántara de 45 años, quien vivía cerca del lugar de los hechos, cuentan familiares de las víctimas, salió a buscar a sus hermanos a la avenida para que se fueran a acostar y evitar hechos lamentables.

Sin saber que esta acción de hermana mayor y protectora sería el último gesto de amor que haría por sus hermanos.

A 120 kilómetros por hora, dato determinado por técnicos de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), una jeepeta conducida por un joven de apenas 20 años, impactó los cuerpos de los tres hermanos.

Según versiones, el conductor perdió el control de la jeepeta al hacer un rebase temerario, subió a la acera y aplastó a los tres hermanos, uno de los cuales fue arrastrado más de 120 metros.

Pero la tragedia no concluyó con la muerte de tres miembros de una misma familia porque en el mismo hecho también resultaron heridos Esther Rocha Ruiz y Eddy Ramírez, ambos de 23 años.

Robert Bocio Novas, quien conducía la jeepeta marca Suzuki, color gris, placa número G057574 que causó la muerte a los tres hermanos,  al darse cuenta de lo sucedido  emprendió la huida del lugar abandonando el vehículo que portaba cerca del lugar de los hechos.

Quizás por cargo de conciencia, el joven Robert se entregó a las autoridades, a la Casa del Conductor, en la mañana del día hoy, donde ha permanecido retenido desde el momento de su entrega.

Otras informaciones ofrecidas por la AMET indican que la jeepeta que produjo el accidente está registrada a nombre de la parroquia Santa María Goretti, ubicada en la calle Luis  Amiama Tío número 154, en  Cuesta Hermosa Primera, Distrito Nacional.

Sin embargo en la Capilla A de la funeraria Savica ubicada en la avenida Pasteur en el sector de Gazcue las lagrimas, el dolor y la impotencia invaden a cada uno de los presentes.

Tres hermanos velados en una misma capilla, que mueren en un mismo día, por un mismo accidente hace que una madre quede sin hijos, una esposa y un hijo se desprendan de la compañía de un padre y un esposo.

En estos momentos las palabras se ausentan en los familiares de los hermanos Santana Alcántara, la madre está aislada e incomunicada sufriendo la pérdida de sus hijos, según dicen familiares en la funeraria.

los-hermanos-santana-alcantara

velatorio-familia-santana-alcantara

velatorio-familia-santana-alcantara

velatorio-familia-santana-alcantara

Publicidad Pagada

anuncie