Publicado en: 27/04/2011

La eyaculación precoz

ParejaEs difícil definirla satisfactoriamente. No hay muchas dudas cuando la eyaculación se presenta antes de la penetración. El problema de la definición se presenta cuando la eyaculación aparece después de la penetración vaginal.

Una vez ocurrida la penetración, la cuestión es compleja: ya el problema no es del varón sino que afecta en forma directa a la relación de pareja.

LOS PROBLEMAS EYACULATORIOS
PLACER, CONTROL Y FELICIDAD DE LA PAREJA

 

La función sexual cumple un destacado papel en el desarrollo y la convivencia de una pareja. De manera alguna es todo, pero sí existe acuerdo en la importancia que juega en el sostenimiento de la comunicación, en la obtención de la autoestima, la conservación de la intimidad y numerosos factores vinculados a la vida íntima que – aparentemente – poco tienen que ver con la erección y el orgasmo.

 

Uno de los factores que suele perturbar la vida sexual de una pareja, es la llamada eyaculación precoz. Hoy se denomina eyaculación precoz, al impedimento de controlar voluntariamente la eyaculación, antes de la introducción peneana. Aquella imposiblidad de controlar la eyaculación dentro del conducto vaginal, se denomina eyaculación rápida.

 

La gran mayoría de las consultas, se refieren a eyaculación rápida que suele ser la responsable de muchas (no todas) las dificultades orgásmicas de las compañeras.

 

La gama de variedad en relación al orgasmo femenino, es sumamente amplia. Existen mujeres que tienen facilidad para disfrutar de sus orgasmos y lo obtienen de cualquier manera. Muchas, solamente con la introducción peneana en la vagina, muchas mas, son las que solamente obtienen orgasmo acariciándolas o acariciándose la zona clitorideana. Apenas un escaso porcentaje de mujeres son absolutamente insensibles y nunca llegaron a la satisfacción orgásmica.

 

Generalmente – existen excepciones, claro está – la compañera del eyaculador rápido, es aquella que sólo puede llegar al orgasmo, con la introducción vaginal, y por un tiempo suficiente para ella, que es sentido como excesivamente prolongado por parte del varón. Lo que manifiesta el varón habitualmente, es que ellas son “muy lentas”.

 

La corrección del problema eyaculatorio, no es mágica.

 

El tratamiento de los problemas eyaculatorios, reside en un trípode: en primer lugar, un aumento de la frecuencia eyaculatoria (atención, no decimos aumento de la frecuencia de coito). En segundo lugar, una serie de ejercicios específicos, altamente probados en muchas partes especializadas del mundo y que consisten en un entrenamiento muscular del piso pelviano, llamado periné. En tercer lugar, la ingesta de la medicación específica.

 

Es de hacer notar, que ninguna de las tres opciones por sí misma, y aisladamente, es efectiva. La articulación simultánea de los tres elementos, permite el control de la eyaculación, en aproximadamente 2 a 3 semanas.

 

Exige tiempo, paciencia, “ensayo y error”. Es necesario rehabilitar al varón, para intentar fijar en su corteza cerebral, el período pre-eyaculatorio que habitualmente, se encuentra – en él – borrado.
Para ello, se diseñan una serie de ejercicios típicos, administrados en forma progresiva y evaluando los logros conseguidos.

 

Generalmente se acompaña la administración de los ejercicios rehabilitantes, con un compuesto que contenga una mezcla en proporciones variables según el caso, de elementos antidepresivos que se demuestran como eficaces disminuidores de la secreción de líquidos a nivel genital. El eyaculador precoz o rápido, es un hombre desanimado, sumamente tímido e inhibido, que necesita apoyo psicológico y farmacológico.

 

No existe la contención del reflejo eyaculatorio con la simple ingestión de un medicamento. La acción medicamentosa solo tiene lugar, con el asesoramiento correspondiente, el trabajo individual en el seno de la intimidad y la continuidad del tratamiento, que -siempre según el caso- se debe extender a un lapso no menor de 3 meses, incorporado diariamente.

 

La felicidad de muchas parejas, suele depender de simples y adecuadas medidas de mejoramiento de la actividad erótica de ambos componentes y una medicación simple dirigida al control de lo que no puede controlarse.

E-sexologia

Publicidad Pagada

anuncie