Publicado en: 07/05/2011

Ivan Rodríguez sin reclamos por ser suplente

Iván RodríguezFILADELFIA, (ESPN).- Iván Rodríguez acepta su rol como suplente de Wilson Ramos pero no está listo para retirarse. “A mí me queda mucho béisbol todavía”, dijo Rodríguez a ESPNdeportes.com. “Yo sigo hacia adelante. Lo importante es ayudar al equipo a ganar. Yo soy una persona que me gusta ganar. En lo que yo pueda ayudar para ganar, eso es lo más importante”, explicó Rodríguez.

El veterano receptor puertorriqueño de 39 años de edad cedió su puesto como receptor titular del equipo de los Washington Nationals porque Ramos, un catcher venezolano de 23 de años de edad, está disfrutando de un buen comienzo de temporada (.338, 2 HR y 7RBI). Ramos es considerado un candidato fuerte para ganar el Premio de Novato del Año del Viejo Circuito.

“Él tiene buen talento. El muchacho es buen bateador, buen catcher, y se lleva muy bien conmigo”, declaró Rodríguez reconociendo que Ramos ya desarrolló las alas para volar sólo. El veterano ha trabajado con Ramos desde el año pasado cuando los Nacionales obtuvieron al catcher joven en el cambio que envío al relevista Matt Capps a los Minnesota Twins en julio del 2010.

 

“Rodríguez tiene un corazón noble”, comentó Ramos. “Me ha ayudado bastante. Ha estado conmigo desde que llegue aquí. Siempre hemos estado hablando y compartiendo. Estoy muy agradecido con todo lo que me ha enseñado. Espero seguir aprendiendo de él. Yo se que tengo muchas cosas que aprender de él”, manifestó el joven receptor quien se había embasado en sus últimos nueve juegos corridos.

 

El dirigente de los Nacionales, Jim Riggleman, temió en ofender a Rodríguez cuando le comunicó al comienzo de la temporada sus planes de darle más tiempo como receptor a un novato. La plática, sin embargo, terminó con el ganador de 13 Guantes de Oro como catcher agrandando la admiración del piloto por él. “Fue una de las mejores conversaciones que he tenido con un pelotero desde que he sido dirigente”, dijo Riggleman al diaro Washington Post.

 

“Él actúo de primera clase, y eso demuestra la calidad de individuo que él es”, manifestó el manager que ha dirigido a los Nacionales por 3 temporadas pero cuenta con 12 años de experiencia como piloto en las mayores (Padres de San Diego 1992-1994, Cachorros de Chicago 1995-1999, Marineros de Seattle 2008, y Nacionales 2009-2011).

 

El no ser receptor titular por ahora no ha disminuido el afán de trabajar duro a Rodríguez.

“Soy una persona que se prepara física y mentalmente para mantenerme saludable y mantenerme fuerte todos los años y mantenerme en buenas condiciones y por eso gracias a Dios he jugado tantos años, he tenido tantos años buenos en Grandes Ligas y seguiré manteniéndome en condiciones para seguir haciendo el trabajo”, comentó el veterano de 21 temporadas en las mayores ¿Jugará Rodríguez el año que viene con 40 años de edad?

“Claro que sí”, dijo el jugador que más victorias ha catcheado como receptor titular en la historia de las Grandes Ligas (1.199). “Todavía me queda bastante: físicamente y mentalmente. La pasión del juego la tengo todavía y mientras uno tenga eso, todavía uno sigue jugando”.

 

A Rodríguez le faltaban 172 imparables para los 3.000 hits, una meta que el receptor se ha tachado para sí aunque no los necesite para conseguir un puesto en el Salón de la Fama en Cooperstown.

 

“Esa es una meta que tengo en mente”, manifestó el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1999. “Es una meta que no está muy lejos. Lo que tengo que hacer es seguir preparándome física y mentalmente como lo estoy haciendo y seguir adelante”, dijo el bateador derecho que además cuenta con 310 jonrones, 1.323 remolques y un porcentaje de bateo de por vida de .297.

 

“Yo sé que físicamente, él es capaz”, dijo Alex Cora, compañero de equipo de Rodríguez.

 

“Es tremendo bateador. Sabe hacer muchas cosas en esa caja de bateo”, explicó el versátil jugador puertorriqueño sobre su compatriota.

 

“Todos los logros que él tiene no son por pura casualidad. Lo veo a diario preparándose: trabajando en el gimnasio temprano en la mañana; llegando temprano al parque para ir a batear; estudiando video. Hacer todas esas cosas. Es el pelotero que es porque es uno de los peloteros que más se prepara en el trabajo”, comentó Cora.

 

El contrato de Rodríguez con Washington se vence al final de la temporada y aunque los Nacionales han terminado en el sótano de su división en cinco de las seis temporadas que han jugado en la capital, Rodríguez prefiere quedarse con el equipo. Sin embargo, está conciente de que es posible que los Nacionales lo cambien a un club en la batalla por un cupo de postemporada antes de la fecha límite al final del mes de julio.

 

“Yo juego ahora mismo para Washington y de aquí a julio todavía falta bastante. Así que lo que tengo que concentrarme es en mi equipo y ojalá que el equipo de nosotros sea el equipo contendiente para cuando estemos en julio”, dijo Rodríguez.

 

“Esta es una gran organización, en una gran ciudad para jugar pelota. Un parque bello. Y el equipo está mejorando. Cada año se está poniendo mejor y mejor. Me gustaría acabar mi carrera aquí”, dijo el catcher al diario Washington Post a principios de la temporada.

 

Cora espera que los Nacionales cumplan con el deseo de Rodríguez. “Iván no ha puesto ‘peros’. Cada vez que le toca jugar, juegan con mucha intensidad, como si lo estuviese haciendo todos los días y el día que no juega, es el primero allí en el banco con nosotros dando apoyo y tratando de ayudar a la causa para ganar el juego”.

Publicidad Pagada

anuncie