Publicado en: 13/02/2012

Israel acusa a Irán de coches bomba contra diplomáticos en India y Georgia

atentado-india-nueva-delhiNUEVA DELHI (AFP).- El personal de las embajadas israelíes en India y Georgia fue este lunes blanco de un atentado y un ataque frustrado con sendos coches bomba, que dejaron al menos cuatro heridos en la capital india y fueron atribuidos a Irán por el primer ministro de Israel.

En Nueva Delhi, un coche de la embajada de Israel estalló, causando cuatro heridos, entre ellos una diplomática de 42 años, según indicó la policía india, que busca a un ciclomotorista visto por un testigo cuando adosaba un artefacto en la parte trasera del vehículo poco antes de su explosión.

Tres indios resultaron heridos de levedad en el atentado. La diplomática israelí, igualmente esposa del delegado de Defensa de la embajada, fue hospitalizada pero estaba “consciente” y no se teme por su vida, indicó el comisario de policía G.K. Gupta a la prensa.

En Georgia, la policía desactivó un artefacto explosivo descubierto en el coche de un empleado de la embajada israelí en Tiflis.

“Un chófer de la embajada, un ciudadano georgiano, estacionó el coche a unos 200 metros de la embajada. Luego reparó en el artefacto de fabricación casera, que estaba adosado al chasis del coche, y llamó a la policía”, explicó el portavoz del ministerio del Interior georgiano, Shota Utiashvili.

Poco después, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acusó a Irán de estar detrás de estos actos, que de momento no fueron reivindicados.

“Irán, que está detrás de estos atentados, es el mayor exportador de terrorismo en el mundo”, declaró Netanyahu, citado en un comunicado de su oficina durante una reunión con diputados de su partido, el Likud.

“En los últimos meses hemos sido testigos de varias tentativas de atentados contra ciudadanos israelíes y contra judíos en varios países, como Azerbaiyán y Tailandia”, añadió.

“En cada ocasión hemos logrado frustrarlos con ayuda de las autoridades locales. En todos estos casos quienes estaban detrás eran Irán y su vasallo Hezbolá”, el movimiento chiita libanés, afirmó Netanyahu.

Irán salió al paso negando toda implicación.

“Rechazamos categóricamente las acusaciones del régimen sionista. Son parte de una guerra de propaganda”, dijo el portavoz de la cancillería iraní, Ramin Mehmanparast, citado por el canal de televisión en lengua árabe Al Alam.

“Irán condena todos los actos de terrorismo”, añadió.

En la capital india, el coche diplomático estalló en un barrio muy vigilado, a poca distancia de la embajada israelí y de la residencia oficial del primer ministro, Manmohan Singh.

“Se produjo una fuerte detonación. Había una mujer y un chófer en el coche que ardía, y la mujer salió disparada”, dijo un testigo, Ravi Singh, que se encontraba del otro lado de la calle.

Los atentados coinciden con el aniversario del asesinato de un jefe militar del Hezbolá chiita libanés, Imad Mugnieh, atribuido a Israel el 12 de febrero de 2008.

Publicidad Pagada

anuncie