Publicado en: 05/01/2011

Inmigración: Legisladores proponen “negar” la ciudadanía estadounidense a hijos de indocumentados

WASHINGTON, EE.UU.- Varios legisladores estatales de Estados Unidos propusieron hoy negar la ciudadanía a los hijos de inmigrantes indocumentados, en esta iniciativa polémica con la que dicen querer proteger al país de la que describen como “invasión” migratoria.

La iniciativa la dieron a conocer seis legisladores en una rueda de prensa en Washington, en medio de las protestas de varios activistas proinmigrantes que fueron desalojados del recinto, luego de que acusaran a los legisladores de impulsar una reforma “inhumana, ignorante y racista”.

 

Los legisladores contemplan la posibilidad de crear dos tipos de certificados de nacimiento en sus estados, uno para los niños de ciudadanos y otro para los hijos de indocumentados, en contra de lo que indica la 14 enmienda de la Constitución que garantiza la ciudadanía de forma automática a toda persona nacida en suelo estadounidense.

 

En la rueda de prensa, el senador estatal de Carolina del Sur Danny Burton tildó a los indocumentados de “invasores” y un “veneno”.

 

Por su parte, el legislador estatal de Arizona, John Kavanagh, insistió en que las encuestas apoyan su causa al mencionar que “los sondeos de opinió n muestran que la gente cree que la ciudadanía no debería ser concedida automáticamente al nacer”.

Su esperanza es que eso desate una oleada de litigios legales que haga que el conflicto se resuelva finalmente en su favor.

 

La 14 enmienda de la Constitución estadounidense se adoptó en 1868 y restó validez a un dictamen del Tribunal Supremo de 1857 en el caso Dred Scott vs Sandford que sostenía que los descendientes de africanos nunca podrían convertirse en ciudadanos estadounidenses.

 

La enmienda sostiene que la ciudadanía es aplicable a “todas las personas nacidas o naturalizadas en EE.UU. y sujetas por lo tanto a la jurisdicción” del país.

Los legisladores presentes en la rueda de prensa dijeron que los inmigrantes indocumentados utilizan a sus hijos para “anclarse” en el país, aunque esos niños no pueden, de hecho impedir la deportación de sus padres.

 

Sólo cuando cumplen 21 años pueden presentar la documentación necesaria para solicitar que sus padres se conviertan en residentes legales de EE.UU.

Publicidad Pagada

anuncie