Publicado en: 20/10/2011

Indígenas bolivianos llegan triunfantes a La Paz, pidiendo anular proyecto carretero

indigenas-bolivianos

ndígenas amazónicos llegan a La Paz

LA PAZ (AFP) – Los indígenas amazónicos que caminaron 600 km durante 65 días para exigir al gobierno boliviano anular el proyecto de una carretera que atraviesa una reserva ecológica llegaron el miércoles a La Paz, donde instalaron una vigilia frente al despacho presidencial y pretenden permanecer hasta alcanzar su propósito.

“Acá nos vamos a quedar (..), estamos a la espera del presidente, que seguro mañana (por el jueves) va a llegar y nos va a recibir, por lo tanto vamos a estar esperándolo aquí”, frente a su despacho, declaró Fernando Vargas, líder de la caminata, instalado junto a otra decenas de indígenas en la Plaza de Armas de La Paz.

Vargas lamentó que Morales no hubiese salido al encuentro de la marcha que este miércoles arribó triunfante tras su larga caminata y luego de haber soportado una brutal represión policial que intentó infructuosamente dispersarla a fines de septiembre.

“No estamos lejos, estamos ahorita al frente de palacio, en la plaza Murillo, donde el propio presidente nos puede decir personalmente” el momento en que se iniciará el diálogo respecto de una plataforma de 16 puntos de los marchistas, entre los cuales el pedido de anulación del proyecto carretero en una reserva natural, dijo Vargas.

Previamente Vargas había afirmado en una concentración pública que “la marcha no se desmovilizará si no se resuelve hasta el último punto” de la plataforma del movimiento.

La masiva concentración popular fue el corolario de una marcha integrada por casi 2.000 indígenas que salió en agosto desde la Amazonia y ascendió en dos meses los 3.600 metros de altura de La Paz.

La columna fue engrosada por trabajadores, estudiantes y vecinos en su ingreso a la ciudad, donde fueron recibidos como héroes por miles de personas que les entregaban alimentos, bebida y ropa.

En medio de vivas, cohetes, papel picado, flores y guirnaldas los indígenas atravesaron un interminable callejón humano que los rodeó para expresarles su respaldo.

Tras la larga caminata, señalaron que tienen “esperanza de sostener el diálogo con el presidente del Estado Plurinacional con sinceridad, transparencia, como corresponde”, según dijo uno de sus líderes, Adolfo Chávez.

El ministro de Comunicación, Iván Canelas, aseguró por su lado que el gobierno está “listo para iniciar el diálogo, si quieren de manera inmediata, y si no mañana”.

A nombre de Morales, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, envió una nota la noche del martes a la marcha indígena para invitarla “a dialogar directamente una vez que arribe a la ciudad de La Paz”.

Como señal de apertura, el gobierno ordenó el repliegue de los controles policiales y de un carro antimotines instalado temprano en la Plaza de Armas, de manera excepcional pues allí no se permiten protestas.

El gobierno insiste en la realización de la carretera que unirá los valles con la Amazonia a través de la reserva natural TIPNIS y ha propuesto una consulta previa, pero esta posibilidad es rechazada por los indígenas.

A su plataforma de 16 puntos, los indígenas le añadieron uno más referido a la investigación de la represión policial de septiembre.

Para el defensor del Pueblo Rolando Villena, la disposición expresada por el gobierno para dialogar constituye una señal positiva.

Durante su permanencia en La Paz los manifestantes están hospedados en la universidad estatal San Andrés, donde se instalarán ollas comunes.

Publicidad Pagada

anuncie