Publicado en: 09/04/2013

Imagen del gobierno Dominicano

edgar-marcano

Edgar Marcano

“Dice el rumor publico” que mientras Danilo es presidente, el poder real lo detenta Leonel, vivimos una etapa de la era del león, desenmascarado ante esta situación, el caudillo dominicano y su corte, inmensamente ricos, se dedicaron durante 12 años a hacerse de cuartos, en lugar de dar bienestar, seguridad, esperanza y servicios de calidad.

Regente frío, seco, carente de histrionismo, sus ideas se perciben racionales, pero su imagen es de polichinela triste, luce tener su corazón suscrito en su ego, es hermético, silencioso y misterioso, no parece concitar esperanzas.

A la defensiva, en desagradable defensa de las acciones bochornosas, siembra desasosiego, con su consigna de no mirar hacia atrás, sus impuestos, sus emociones, sus anuncios de terror, su faltante fiscal, sus reformas y orfandad comunicacional, “así se perfila el delfín del caudillo”.

Se protesta en las calles, contra su joyo fiscal, evidentemente fraudulento, según la aritmética y contabilidad de costos, mientras la corte presidencial alega ignorar las magnitudes económicas y financieras, gritan que las arcas no tienen, sino facturas por pagar.

Deshilvanados lucen los discursos simultáneos del ministro de economía, hacienda, Bancentral y el león, no concilian para nada. Desde su séptico conceptualizador, la corte del león, culpa la situación global.

¡ Que pendejo, mientras pide auxilio y socorro del FMI e impone una odiosa reforma tributaria !, al relevista le han dejado unas finanzas publicas, estresadas y deprimidas, en adición a la austeridad como hoja de ruta.

La revolución francesa tuvo su Robespierre, la robolución dominicana tiene su Leonel , quien nos ha traído estrepitosamente a la decadencia total.

El fraudulento faltante fiscal y hambre colectiva, son situaciones de hecho consumadas , ¿ Aguantara el caudillo león, estos 3 misiles ?.

Dueño de los medios, las cortes y los partidos, su fundación emula la radio caribe de Trujillo, es cuestión de estrategia, reorganización y cohesión, la era de Leonel es una desdicha, es una desgracia nacional, para colmo amenaza volver y volver, a jodernos otra vez.

El delfín luce sencillo, bien intencionado, esforzado, parsimonioso, prometedor de bienaventuranzas, no es un ilusionista como su mentor, se baja de la nube mediática, mientras aterriza en la realidad de las comunidades.

El regente enfrenta los múltiples problemas, racionalmente, sin los recursos histriónicos de la ciencia ficción, austero, controlado, muy gentil, muy humano, ¡ Danilo labra su gobierno lo mejor que puede, arando con los bueyes que tiene !

Autor: Edgar Marcano

Publicidad Pagada

anuncie