Publicado en: 21/04/2011

¿Cuánto durará detrás del plato?

Con sus lesiones de las piernas, cambiar de posición podría ser lo mejor para Joe Mauer

Joe MauerEs un hombre con un contrato de $184 millones por ocho años. Y si tú quieres calcular cuánto le falta por cobrar a Joe Mauer de su histórico acuerdo con los Mellizos de Minnesota, podemos resumirlo de esta manera sucinta:

Le quedan los ocho años. …  Menos el salario de las últimas dos semanas y media.

Así que eso es mucho tiempo. Y también son muchos cheques de nómina. Y en conjunto son 184 millones de razones extremadamente persuasivas que tienen los Mellizos para asegurarse de que van a sacarle el máximo al deportista favorito local de todos los aficionados en Minnesota.

Lo que quiere decir que llegó la hora de hacer una pregunta delicada que a los ejecutivos de Minnesota les gusta discutir tanto como hablar de una nevada de 117 pulgadas en el Día Inaugural:

¿Por cuánto tiempo puede ser receptor Joe Mauer?

 

No preguntamos eso hoy simplemente porque el mejor catcher del béisbol está actualmente sentenciado a la lista de lesionados con una dolencia descrita como “debilidad bilateral de la pierna”.

 

Y no sólo preguntamos porque Mauer todavía está recuperándose de su segunda cirugía de la rodilla, o porque requirió tres inyecciones de lubricante sintético en su rodilla izquierda durante la primavera.

 

Preguntamos porque el béisbol es un mejor deporte cuando Joe Mauer está allá afuera persiguiendo otro título de bateo, en lugar de perseguir otra opinión de un cirujano ortopédico.

 

Y preguntamos porque es una interrogante en la que hemos estado pensando desde el día en que Mauer firmó ese contrato — el más grande para un receptor en la historia del béisbol, para no mencionar que es el más grande firmado por cualquier jugador que no forma parte de lado izquierdo del diamante de los Yankees.

 

Así que hace sólo un par de semanas, antes de que el término “debilidad bilateral de la pierna” saliera de la boca de cualquiera, nos sentamos en la oficina del manager de los Mellizos Ron Gardenhire y le presentamos esa misma pregunta.

 

No se trata exactamente del tema más atractivo para el manager. Pero es uno en el que claramente ha pensado bastante — y sigue pensando en él.

 

“Él dijo que eso era lo que él quería hacer”, dijo Gardenhire, “trabajar como receptor hasta que acabe su contrato. ¿Así que sabes qué? Yo voy a tomar la decisión de año en año, y ya veremos. Si parece que va a tener otro de esos años en los que se pierde algún tiempo de juego debido a sus rodillas, entonces yo creo que podemos empezar a pensar en eso — al menos pensarlo, hablarlo y tal vez comenzar a tomar prácticas en otras posiciones, y al menos tenemos un plan de contingencia si llegáramos a un punto en que lo necesitáramos”.

 

“Pero Joe está muy contento como receptor. Y él también insiste bastante en que quiere ser receptor durante todo su contrato. Así que ya veremos si puede hacerlo o no. Yo no tengo una respuesta para ti. Yo sólo sé que los receptores sufren mucho físicamente. Y él ha tenido problemas con las piernas. Así que eso definitivamente es algo a lo que realmente hay que prestarle atención”.

 

Cuando se le hace esa pregunta al propio Mauer, sin embargo, él la bloquea como si estuviera restregando un splitter en el piso. A él le fascina ser receptor. Él vive para ser receptor. Su plan es ser receptor. Así que, uh, ¿hay alguna otra pregunta?

 

“Yo soy un receptor”, dijo, enfáticamente, esta primavera. “Y eso es lo que yo quiero hacer”.

 

Pero el truco de estos dados es el siguiente: ¿Lo que él quiere hacer es lo mismo que lo que él DEBE hacer — no sólo por ser lo mejor para los Mellizos, sino para sí mismo?

 

Obviamente, si Mauer puede ser receptor y mantener esos batazos de línea durante los próximos ocho años, no hay debate — ninguno — sobre si vale lo que le pagan.

 

Entre los jugadores con al menos 1.500 apariciones en el palto, sólo hay un receptor titular (Brian McCann) a 120 puntos de distancia de Mauer en OPS de carrera (.885). Y solamente McCann está a 40 puntos de distancia de él en promedio de bateo de carrera (.326) o embasamiento (.406).

 

Pero supongamos que Mauer se muda a cualquier otra posición. ¿Y entonces qué?

 

“Si tiene un OPS de 1.000 [como en su temporada de Jugador Más Valioso en la temporada 2009]”, dijo un ejecutivo de la Liga Americana, “todavía tendría un gran valor sin importar su posición defensiva”.

 

Pero ese OPS de 1.000 fue un fenómeno singular, y uno que Mauer probablemente no duplicará ahora que el Target Field entró a su vida. Y aun si mantiene ese OPS de .885 en cualquier otra posición, ya no sería un tipo separado de las masas. Para el récord, hay dos docenas de bateadores activos con un OPS de carrera mayor que ese. Todos, excepto seis de ellos, son inicialistas (nueve), jardineros (cuatro) o designados (cinco).

 

Así que si Mauer cuenta con el físico para permanecer receptor, caso cerrado. ¿Pero cuáles son las probabilidades de que pueda lograrlo?

 

“Él es un gran jugador, y es un bateador especial”, dijo un cazatalentos que cubre a los Mellizos. “Pero yo no veo que tenga la capacidad de agacharse por otros ocho o nueve años. Eso es así”.

 

Pero el gerente general de los Mellizos, Bill Smith, dice que es muy temprano para asumir eso.

 

“Yo crecí en Nueva Inglaterra, viendo a Carlto Fisk, quien era un receptor de tamaño grande que tuvo muchas lesiones”, dijo Smith esta primavera. “Él tuvo lesiones de la rodilla temprano en su carrera. Y antes que llegara Pudge Rodríguez, Carlton Fisk había sido receptor de más partidos que cualquier otro jugador en la historia”.

 

Buen punto. Con sólo 334 partidos en su carrera de las mayores, Fisk sufrió lo que parecía ser en el momento una lesión de la rodilla que acabaría con su carrera. Y resultó que ya estaba acabado, sí — unos 19 años y 1.899 partidos después como receptor.

 

“Hay muchas cosas que pasan a lo largo de una carrera para estar pensando en qué pasará de aquí a ocho años”, dijo Smith sobre Mauer. “Es uno de los mejores receptores del deporte. Es uno de los mejores bateadores del deporte. Es un jugador estrella. Es un jugador franquicia. Así que el manager y los entrenadores decidirán dónde juega, cuándo juega”.

 

Pero si Mauer va a jugar en algún otro sitio, el manager y los entrenadores tendrán un gran dolor de cabeza por delante al tratar de resolver ese Cubo de Rubik.

 

Los Mellizos están fijos en primera base, siempre y cuando Justin Morneau pueda salir a jugar. Están fijos en el puesto de designado, al menos por el resto de este año, mientras Jim Thome pueda seguir apaleando. Y Mauer nunca ha jugado un partido profesional en otra posición.

 

Pero es increíble la cantidad de ideas brillantes que salen a la superficie cuando se trata de hallar la forma de mantener al hombre de los $184 millones sobre el terreno. Así que Gardenhire está confiado en que cuando, o si, llegue el momento, los Mellizos hallarán la manera de hacer más con este tipo que simplemente usarlo como el bateador emergente mejor pagado de todos los tiempos.

 

“Por favor”, dijo el manager mientras reía. “Tú tienes puestos en los jardines. Tú no vas a poder mantenerlos a todos juntos para siempre. ¿Así que, quién sabe? Es un lugar en el que crearías un hueco, yo lo sé, para mantener su bate en la alineación”.

 

En estos momentos, los Mellizos están más preocupados por cómo se sentirá su receptor por los próximos ocho días, no por los próximos ocho años. Pero en el marco amplio, el futuro de Mauer está atado inevitablemente al futuro de los Mellizos. Así que aunque el roster completo tenga que sufrir una implosión uno de estos años para asegurarse de que seguirán escribiendo su nombre en la tarjeta de alineaciones, hay un 100% de probabilidad de que encontrarán la dinamita para hacerlo.

 

“Con Joe Mauer, nosotros definitivamente crearíamos un hueco en algún sitio”, dijo Gardenhire, “y entonces decidiríamos cómo seguir adelante”.

Publicidad Pagada

anuncie