Publicado en: 15/04/2011

¿Aun duda usted del cambio climático?

Entonces es posible que se haya quedado desfasado. Al menos eso es lo que opina, y con abundante conocimiento y razones Pancho Campo , organizador del Congreso Mundial sobre Cambio Climático y Vino para quien el fenómeno se debería haber prevenido hace décadas por lo que la solución “llega tarde”. “La cruda realidad es que la gran mayoría del sector vitivinícola en España debería adoptar una actitud mucho más responsable y proactiva”, ha criticado el experto.

El presidente de The Wine Academy of Spain, Pancho Campo MW, ha advertido que “quienes siguen dudando del cambio climático se han quedado desfasados y no se han documentado suficientemente”. Para Campo, inmerso en la organización de la tercera edición del Congreso sobre Cambio Climático y Vino que se celebrará en Marbella entre el 13 y el 14 de abril, se ha llegado a un punto en el que “ya basta de cuestionar este tema, hay que pasar a la acción para intentar detener este fenómeno”.

Uno de los sectores en los que el cambio climático tendrá una mayor incidencia es en el vitivinícola de ahí que Campo lance una llamada de atención y advierta sobre cómo afecta este fenómeno al proceso de elaboración de vino que se dejará sentir, sobre todo, en el nivel de calidad que ofrecen ciertos varietales.

 

Así, las temperaturas promedio durante la época de crecimiento han aumentado en la mayoría de las regiones vinícolas de calidad y en las zonas más cálidas, las uvas alcanzan una maduración alcohólica excesiva pero con falta de complejidad aromática. “La acidez tiende a bajar y para mí ésta es una característica fundamental de un gran vino”, ha recalcado Campo, quien ha explicado que con este fenómeno el potasio también tiende a subir junto al ph, lo que favorece que haya enfermedades y plagas que se desarrollen más o que estén cambiando el modo en el que afectan a los viñedos. También ha incidido que la irradiación solar excesiva en algunas regiones tiende a “quemar” las uvas. “Todos estos cambios contribuyen a que ciertos varietales no puedan dar su máxima calidad al cambiar los parámetros de clima a los que están acostumbrados”.

 

Ha recomendado a los profesionales del sector que se informen bien y estudien cómo actúa el cambio climático y cómo puede repercutir en el proceso de elaboración del vino. Para ello aconseja la asistencia a congresos y seminarios, como el que próximamente se celebrará en Marbella, para aprovechar la presencia en España de grandes expertos en la materia.

 

Para el experto, la solución al problema pasaría, en primer lugar, por aceptar que hay un problema “al que debemos hacer frente lo antes posible”. “Lo debemos afrontar todos como individuos, empresa y sector. En España estamos mal acostumbrados a las subvenciones, a las ayudas y a que siempre sean los organismos y entidades las que salgan al rescate”, ha criticado.

 

Asimismo, ha invitado a los profesionales de este campo a que aprendan de los que ya han empezado a implementar ideas en España y el extranjero. Como acción concreta para combatir el cambio climático, ha advertido de que hay que tener dos tipos de enfoques, uno de prevención y que pasaría por disminuir las emisiones de CO2 y el gasto energético; y otro de mitigación y adaptación con acciones específicas en el viñedo y las bodegas.

 

En este sentido, ha explicado que “la crisis económica tarde o temprano pasará pero los daños al medio ambiente pueden irreversibles y pueden tener consecuencias más nefastas que la recesión”.

 

Así, ha recordado que la “solución ya llega tarde”, porque se trata de un fenómeno que se debería haber prevenido “hace décadas”. Aún así, ha indicado que “todavía estamos a tiempo de evitar males mayores por lo que la acción debe ser inmediata”. Campo ha solicitado, por último, la máxima celeridad para hacer frente al problema “por razones obvias”. “Nos vamos a ahorrar mucho dinero y tiempo, pero sobre todo, porque es una obligación moral el no dejarle más problemas a las próximas generaciones”, ha sentenciado.

 

Dentro de su incesante trabajo en el estudio sobre el cambio climático, Pancho Campo ha organizado el III Congreso Mundial sobre Cambio Climático y Vino, que se celebrará entre el 13 y el 14 de abril en Marbella y que contará con la presencia de Kofi Annan como invitado de honor y las personalidades más importantes dentro del sector.

 

En esa misma línea cabe recordar que Joao de Lima, Director General de The Climate Project Spain (TCPSpain), ha nombrado recientemente al presidente de The Wine Academy of Spain miembro de su consejo asesor. Se trata de una organización medioambiental internacional creada por el ex vicepresidente de EE.UU., Al Gore, para concienciar a los ciudadanos, empresas y gobiernos del mundo sobre la crisis del calentamiento global que se cierne sobre la Tierra.

Publicidad Pagada

anuncie