Publicado en: 20/03/2012

Hipólito Mejia dará prioridad al sector privado en tema eléctrico

comision-energetica-del-PRD-2012-Hipolio-mejia

Ingenieros Martín Robles, Antonio Almonte, César Sánchez, Máximo D’Oleo, Eduardo Sagredo y Serafín Canario, miembros Comision Energetica del PRD.

SANTO DOMINGO, RD.- Martin Robles y Antonio Almonte, Coordinadores  de la Comisión de Energía del PRD, anunciaron  que en el programa de gobierno del candidato presidencial perredeista contempla priorizar y ampliar la participación privada en la generación de energía.

En tal sentido, señalan que Hipólito Mejía, candidato presidencial por el Partido Revolucionario Dominicano, pondrá en marcha a partir del próximo 16 de agosto un Plan Nacional de Recuperación del Sector Eléctrico, con la participación activa de la empresa privada, la sociedad civil y la supervisión de los organismos internacionales, con el propósito de adoptar con responsabilidad y sin politiquería las medidas que pondrán fin, de manera definitiva, a la insostenibilidad financiera del sistema eléctrico nacional y al problema de los apagones.

Robles y Almonte, dijeron  que el próximo gobierno  del PRD encabezado por Mejía concentrará sus esfuerzos y recursos en desarrollar el plan de expansión de las hidroeléctricas, de la transmisión y distribución, así como fortalecer la capacidad operativa de las empresas distribuidoras.

La Comisión de Energía del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) considera que la propuesta de privatización del sector eléctrico que ha hecho el CONEP refleja la preocupación del empresariado por el rotundo fracaso del actual gobierno en la gestión del servicio eléctrico.

Manifestaron que los recurrentes y largos apagones y la elevada tarifa afectan sensiblemente los costos de operación del sector productivo y están lastrando su competitividad en los mercados. “Por lo que el empresariado nacional y otros sectores han planteado recientemente la necesidad de incrementar la participación del sector privado en la gestión y propiedad del servicio eléctrico dominicano”.

“El PRD ha venido llamando la atención, desde hace años, sobre este fracaso y la evidente incapacidad del gobierno del PLD para entender cuáles son los factores determinantes de la crisis y para emprender con decisión las acciones de cambios que se requieren. En su lugar el gobierno ha preferido mantener subsidios exagerados e ineficientes, la acumulación de déficits y distorsiones soportados en el clientelismo político de las empresas distribuidoras y la CDEEE”. Dijeron

Citaron  como ejemplo que, desde hace casi ocho años en el país no se han instalado plantas eléctricas de bajo costo de producción, a pesar de que empresarios privados extranjeros y nacionales han manifestado su interés en hacer esas inversiones.

Aseguran que la razón por la cual no se han concretado esas iniciativas son las elevadas pérdidas que mantienen las empresas distribuidoras y la politización de las instituciones estatales responsables de la regulación y gestión del sector.

Recalcaron que  contrario a la gestión de Hipólito Mejía en cuya administración de 4 años se instalaron 600 megavatios nuevos, se reconvirtieron 470 megavatios de derivados de petróleo a gas natural y carbón y se rehabilitó el parque de generación hidroeléctrico que adicionó 350 megavatios.

“Si el PLD hubiera continuado los planes de expansión del sector eléctrico, dejados en marcha en el pasado gobierno del PRD, ya en la República Dominicana no se hablara de apagones”, afirmaron.

Recalcaron que ciertamente existe en el país,  gran necesidad de inversión privada en generación y en distribución, pero el gobierno del PLD en lugar de ayudar a crear condiciones para ello las ha empeorado.

Expresaron que el sector eléctrico dominicano esta financieramente quebrado, por eso sus déficits promedio anuales han venido superando los 700 millones de dólares, unos 5 mil 150 millones de dólares en los últimos siete años; esa quiebra afecta también  a las empresas generadoras pero, sobre todo a las finanzas publicas que se ven forzadas a aportar centenares de millones de dólares en forma de subsidios en detrimento de sectores básicos como la educación, la seguridad ciudadana, alimentación  y la salud, entre otros renglones.

Enfatizaron que el sistema eléctrico dominicano carece de una regulación transparente y creíble, puesto que en los hechos,  la Superintendencia y la CNE han sido convertidas en apéndices de la CDEEE y frente a esa realidad, que no puede ser escondida con declaraciones y campañas mediáticas, se impone un plan riguroso de recuperación del servicio eléctrico dominicano.

Publicidad Pagada

anuncie