Publicado en: 27/05/2011

Hay tanta agua en la Luna como en la Tierra

Planeta TierraEE.UU.- Un estudio de rocas lunares obtenidas durante las misiones Apolo al satélite de la Tierra han hallado cantidades de agua muy superiores a lo que se suponía hasta ahora, que igualan la presencia del líquido elemento en el manto terrestre.

Así se desprende del estudio publicado en la revista ‘Science’, llevado a cabo por un equipo de científicos al mando de un argentino, Alberto Saal, profesor en la estadounidense Universidad de Brown.

Las rocas analizadas tenían origen magmático, producto de la fosilización de la lava expulsada en erupciones volcánicas que habrían azotado la Luna en el pasado. Las altas temperaturas provocacadas por dichas erupciones hacían que el agua expulsada al exterior acabara evaporándose y dispersándose mayoritariamente, pero restos de ese agua quedaban atrapados con la lava y cristalizándose, como es el caso de las rocas analizados por Saal y su equipo.

El profesor argentino había estudiado con detenimiento la corteza terrestre, tomando muestras de lava fosilizada de diferentes lugares del planeta. Al estudiar las muestras de rocas lunares, el equipo halló restos microscópicos de cristales de lava y agua, con una proporción de agua de 1.200 microgramos por gramo, la misma proporción que se halla en restos de lava en la corteza terrestre.

A la espera de nuevas expediciones hacia la luna con el fin de recoger nuevas muestras de rocas procedentes de otras zonas del satélite, los resultados del estudio parecen confirmar la teoría del origen común de la Tierra y la Luna, según la cual el satélite habría sido originalmente parte del planeta Tierra y la colisión violenta de ésta con otro cuerpo celeste habría desgajado un trozo de la Tierra que se habría quedado en la órbita planetaria.

Dentro de esta teoría, hasta ahora se consideraba que las altas temperaturas generadas en ese violento proceso habrían evaporado toda presencia de agua en el trozo terrestre desgajado; posteriores colisiones de otros objetos en su superficie habrían aportado agua como la del hielo hallado en el polo sur de la Luna en 2009.

Pero el hallazgo del equipo de Saal desmienten tal supuesto y confirman que la formación de agua en el interior de la Luna y la Tierra tuvo lugar de manera probablemente simultánea.

Publicidad Pagada

anuncie