Publicado en: 15/04/2011

Hallan el cadáver del activista italiano secuestrado en Gaza

GAZA, (Mundo).- Según una fuente de Hamas, han encontrado el cuerpo del activista italiano secuestrado en Gaza.

Vittorio Arrigoni, activista italiano del Movimiento de Solidaridad Internacional (MSI), fue secuestrado por un pequeño y extremista grupo palestino en Gaza, vinculado a Al Qaeda.

“El ciudadano italiano ha sido ejecutado por asfixia y su cuerpo ha sido encontrado en una calle de la ciudad de Gaza”, ha declarado un portavoz de los servicios de seguridad de Hamas.

 

Dos de los presuntos secuestradores han sido detenidos y los servicios de seguridad están buscando a sus cómplices, según ha asegurado una fuente a Afp.

 

Este jueves por la noche, los militantes del grupo salafista palestino que le tenían retenido han anunciado la ejecución de Vittorio Arrigoni, periodista, escritor y activista del Movimiento Solidaridad Internacional.

 

El grupo salafista ha ejecutado al italiano tras realizar un chantaje al grupo islamista Hamas, que controla la Franja desde junio del 2007, porque no liberaba a dos cabecillas yihadistas, detenidos desde finales de febrero.

 

En un vídeo difundido en YouTube, se veía a los secuestradores realizando el chantaje a Hamas. En el vídeo dicen que pertenecen al hasta ahora desconocido grupo ‘Brigadas de la compañía del héroe (el profeta) Mohamed ben Muslima’

 

Desde el ministerio italiano de Asuntos Extranjeros habían confirmado el rapto y emitieron un comunicado asegurando “hemos adoptado las medidas oportunas para protegerle”.

 

Los grupos palestinos que se definen como salafistas defienden la vuelta a las prácticas originales del Islam, la imposición de la ley islámica y acusan a Hamas de debilidad frente a Israel. En Gaza existen al menos cinco grupos salafistas.

 

Es el primer secuestro de un extranjero registrado en la Franja de Gaza desde que Hamas asumió el control de la región en 2007.

 

El último ciudadano extranjero secuestrado en Gaza fue el periodista Alan Johnston, de la BBC, que estuvo en manos salafistas durante 114 días y luego fue puesto en libertad.

Publicidad Pagada

anuncie