Publicado en: 28/09/2011

Grimaldi Céspedes sugiere a Leonel asuma ahora propuestas anti corrupción de Danilo Medina

Victor Manuel Grimaldi Céspedes

Victor Manuel Grimaldi Céspedes

SANTO DOMINGO, RD.- El periodista y escritor Víctor Grimaldi, embajador dominicano ante El Vaticano, sugirió que el gobierno del presidente Leonel Fernández asuma desde ahora las ideas y propuestas del candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, para enfrentar la corrupción en la administración pública.

En una comunicación dirigida a Danilo Medina, enviada desde Roma, Italia, este miércoles, 28 de septiembre, Grimaldi afirma que para combatir la corrupción es necesario el ejemplo, y que las ideas del candidato del PLD bien pueden ser puestas en práctica por el presidente Leonel Fernández.

“Hacen falta ejemplos, hechos, y puede ser que eso que Usted propone el Presidente Leonel Fernández debe comenzar a hacerlo desde ahora.  Creo que incluso así ayudaría a su campaña presidencial”, expresa Grimaldi, quien fue un alto dirigente del PLD y muy cercano al profesor Juan Bosch.

En 1990 Balaguer gano sin fraude

En otro aspecto, Grimaldi también le remitió a Medina un texto en el cual afirma que el enfrentamiento entre el Partido de la Liberación Dominicana y el Partido Revolucionario Dominicano es una especie de guerra de familia, como si se tratara de una tragedia griega.

En ese análisis el periodista y escritor sostiene que en 1990 Joaquín Balaguer no le hizo fraude a Juan Bosch y al PLD, como históricamente han reiterado los peledeístas, sino que se trató de un triunfo de los balagueristas debido a la división entre los boschistas, peñagomistas y majlutistas.

Asimismo, sostiene que Bosch detestaba a José Francisco Peña Gómez y a Jacobo Majluta, en principio por diferencias políticas, y luego por asuntos personales, los cuales no revela.

A continuación la carta y el artículo

Licenciado Danilo Medina

Candidato Presidencial del Partido de la Liberación Dominicana

Santo Domingo, República Dominicana

Muy Estimado Amigo:

Le felicito por unas importantes declaraciones que he leído hoy en internet en un matutino criollo sobre los funcionarios públicos y el tema de la corrupción, en esta época en que para una minoría ir al Gobierno significa enriquecerse con los grandes contratos y negocios del Estado dominicano con la complicidad de empresarios privados.

Su propuesta, entiendo yo, sería practicable realizando en cada caso una investigación del balance de cada quien, de qué poseía antes y que posee ahora. Con la realización de una auditoría profesional y seria. No basándose en simples rumores y campañas de diatribas de ‘‘comunicadores’’, como a veces se acostumbra, aunque no hay mejor auditor que sus propios ojos para comprobar conductas impropias.

Hacen falta ejemplos, hechos, y puede ser que eso que Usted propone el Presidente Leonel Fernández debe comenzar a hacerlo desde ahora.  Creo que incluso así ayudaría a su campaña presidencial.

No podemos perder de vista que el fenómeno de la corrupción pública, muchas veces con la complicidad de sectores del empresariado privado, se relaciona con el derrocamiento del paradigma moral que predominaba cuando hace mucho tiempo estábamos creando el Partido y formando los militantes.

(Hago un paréntesis: hay ahora algunos empresarios que se enriquecen y se han enriquecido con obras y negocios de este gobierno peledeísta y permiten o patrocinan programas que atacan a funcionarios de otras áreas del mismo gobierno, vaya la paradoja. Será para cubrirse que lo hacen? En dos canales de televisión está la mejor muestra. Por eso es que entiendo que la acción suya contra la corrupción debe basarse más que en el rumor: en la comprobación de qué hay detrás de todo).

La época actual, la inversión de valores predominante desde la caída del muro en que nos ha tocado gobernar, ha impuesto una modalidad de capitalismo degenerado –un término que solía usar nuestro maestro Juan Bosch- en el país y el mundo. Esta degeneración social se ha extendido a la política. Y ha infectado a todos los gobiernos. Es verdad. Lo vemos también en muchos lugares del mundo. Aquí en Italia hasta funcionarios actuales ex-comunistas o de izquierda se han dejado corromper, como demuestran serias investigaciones que realizan los jueces y fiscales. No sólo es una enfermedad de la derecha en la época actual.

Es un verdadero problema social generalizado. En nuestro país también el mal ejemplo se está manifestando con crímenes horrorosos motivados en la búsqueda del dinero fácil. El mismo tráfico de drogas tiene de trasfondo el afán de lucro, el negocio para alcanzar dinero por vías ilícitas.

Le he escrito esta carta pública por la esperanza que pudiera despertar que un gobierno suyo lograra reinstaurar las prácticas de las enseñanzas de Juan Bosch para que el país tomara un buen camino.

Como una post-data le anexo un artículo que he escrito sobre la batalla electoral que se avecina entre el PLD y el PRD, nacidos de un mismo tronco.

Un abrazo.

Victor Manuel Grimaldi Céspedes

Roma, Miércoles 28 de septiembre 2011

Publicidad Pagada

anuncie