Publicado en: 02/05/2011

Golpe de Estado a los Dodgers

DESPERTAR DOMINICANO, (FOX).- No podemos dejar de mencionar un tema que no es más que un reflejo del mundo en que vivimos. Donde entes externos a una corporación deben intervenir en el manejo inescrupuloso de lo que fue una de las franquicias más importantes de la historia del béisbol a nivel mundial. Los Dodgers de los Angeles.

Los Dodgers siempre fueron uno de esos equipos modelo, una franquicia que en las décadas de los 70 y 80 era la envidia de la gran mayoría de los equipos de Grandes Ligas. De 1973 a 1986, lideraron las Grandes Ligas en asistencia todos los años, excepto uno.

 

El clima perfecto del sur de California, las palmeras gigantes, las colinas y montañas de San Gabriel a las espaldas del Dodger Stadium, y Steve Garvey quien hacía suspirar a mi hermana Kathleen que vivía en San Francisco y no, no le gustaban los hippies Gigantes ni los Atléticos, se derretía por Garvey y los pulcros y eficientes Dodgers. Eran la franquicia perfecta, el equipo a seguir.

 

Los Dodgers de décadas pasadas tenían un envidiable sistema de desarrollo en donde se preparaba a los jóvenes novatos. Se vendían los boletos más baratos de las Grandes Ligas y los estadios siempre estaban llenos. Este sistema funcionó por un buen tiempo. Los Dodgers vencieron a los Yankees en la Serie Mundial de 1981, y volvieron a ganar en la histórica temporada de 1988.

 

El fanático de los Dodgers es uno de los más fieles y no se le puede seguir maltratando como lo han hecho los McCourt en los últimos años. Los Dodgers no llegan a una Serie Mundial desde 1988, y en los últimos meses sólo se han visto rodeados de problemas, como los despilfarros y divorcio de los McCourt, la decepción con nombre y apellido llamada Manny Ramírez y la más reciente desgracia de los delincuentes que apalearon al fan de los Giants que se encuentra en estado de coma.

 

Creo que para el deporte en general es bueno tener unos Dodgers exitosos, no esta verguenza tras verguenza, por esto aplaudo la decisión del comisionado Selig como bien lo explica el colega Adrian García Márquez en su carta abierta a los McCourt.

 

Lo mejor que le puede pasar a los Dodgers es salir de la pesadilla de los McCourt, quienes realmente son el ejemplo perfecto de la ideología de Wall Street ¨greed is good¨ en donde se vive de especulación y con dinero que no se han sudado ni ganado.

 

Los McCourt son una de las especies que más le han hecho daño a este país en los últimos 6 años, se hacen llamar ¨developers¨ y pertenecen al golpeado y mafioso mundo de las bienes raíces. Nada bueno podemos esperar de una persona, que maneja una franquicia como maneja sus desarrollos si es que asi los podemos llamar.

Denle una mirada a esta nota de hace unos meses para que refresquemos a los personajes.

 

Esperemos que esto no afecte a los jugadores y a todos y cada uno de los que trabajan para los Dodgers, porque esto de no saber si te va a llegar tu próximo cheque porque tu jefe tuvo que gastarse unos cuantos millones de la nómina en gastos de abogados y para pagarle las cuentas a su ex esposa es muy triste para una franquicia que es patrimonio nacional de este país.

Publicidad Pagada

anuncie