Publicado en: 24/11/2012

Gobierno dominicano rechaza denuncia de maltrato a descendientes haitianos

haitianos-deportadosSANTO DOMINGO, RD.- República Dominicana rechazó hoy que maltrate a los descendientes de haitianos residentes en el país, y calificó de “ligereza censurable” la denuncia formulada en ese sentido por una organización no gubernamental.

La Dirección General de Migración (DGM) dominicana emitió un documento en el que rebate los argumentos de la organización Centro Bonó, que denunció hoy al organismo por supuestamente apresar a descendientes haitianos a pesar de que estos muestran sus documentos de residencia legal en el país.

Asimismo, desmintió que actúe al margen de la ley al retener extranjeros en proceso de deportación, al afirmar que actúa con estricto apego a las leyes dominicanas.

La Dirección de Migración explicó, en ese orden, que las personas que son apresadas para fines de deportación, reciben alimentos y que, en el caso específico de los haitianos ilegales, su retención “rara vez” supera las 24 horas.

El organismo restó importancia al argumento expuesto por el Centro Bonó de que se está deteniendo a personas por ser de color negro o porque su apellido resulte exótico.

“Todo el pueblo dominicano sabe del trato respetuoso que se brinda a los nacionales extranjeros en el país y que, a pesar de la recurrencia de este tipo de denuncias, tanto a nivel nacional como internacional, la población reconoce en éstas un argumento manido y desprovisto de seriedad”, afirmó Migración en el documento.

Asimismo, tildó de “provocación inaceptable” el que varios representantes del Centro Bonó irrumpieran violentamente en un centro de retención del organismo ubicado en la provincia San Cristóbal (sur), contigua a Santo Domingo.

El Centro Bonó denunció hoy que dos jóvenes dominicanos fueron privados de su libertad de forma arbitraria por oficiales de la Dirección General de Migración el miércoles pasado, cuando acudieron a la Junta Central Electoral a solicitar copias de sus cédulas de identidad.

La entidad no gubernamental afirmó que Miguel Fene, de 22 años, y Santos Bone, de 19, residentes en San Pedro de Macorís (este), fueron apresados y retenidos por más de 24 horas sin ninguna justificación.

Publicidad Pagada

anuncie