Gobierno del “triunvirato”, 19 meses de historia dominicana

Deportado Boch y su plana mayor, a fines de septiembre de 1963, los partidos perdedores conforman un gobierno de coalición presidido por la UCN, previo reparto de los ministerios como botín del golpe, apoyado en las fuerzas armadas y la embajada USA, su grito de guerra era contra el comunismo, se proscribieron los partidos de izquierda, quienes enarbolaban el delirios de las guerrillas en las montañas del modelado Castro cubano, emocionados erigieron caricaturas de famélicos focos subversivos, unos 100 infelices harapientos, despistados, sin respaldo popular y sin entrenamiento, fueron erradicados en unos 2 meses.

En medio de una anarquía corrupta, rampante e impune protagonizada por los guardias, llega a presidir de facto un arfil de los gringos, el Dr.  Read e instaura una “dictadura no totalitaria”, la crisis económica es palpable, el pueblo sufre, las huelgas son reprimidas, el gobierno es impopular, la ración del boa no alcanza para todos y el verdadero trípode gubernamental lo conforman Donald Read, la embajada y los uniformados.

Las fuerzas políticas en contubernio con la gendarmería excluida e inconforme desataron un torbellino de conspiraciones, de organizar elecciones ni se habla, las cámaras legislativas habían sido suprimidas con el golpe de estado, del modelo de liberación nacional solo hablaban los izquierdistas, volver a la institucionalidad sin elecciones gritaban los del PRD, por las armas, por la lucha armada, Juan Boch a la cabeza, era la consigna del momento.

Entre los sectores militares marginados, surge el movimiento Enriquillo, modelado trinitario para derrocar al triunvirato, los militares sospechosos de perfil perturbador fueron purgados por el gobierno de facto, se gestaba el retorno a la democracia política, el plan era restablecer al gobierno de Boch, su constitución y a las cámaras legislativas, con un ataque sorpresa, simultaneo en el centro y la periferia del eje militar, convocando a una insurrección popular, es un secreto a voces, el 24/4/1965, fue anunciado por la radio, estalla la rebelión, el pueblo se tira a las calles y la reacción del gobierno fue de torpeza total, sálvese quien pueda, cuarteles rebeldes amotinados y las guarniciones leales titubearon ineptos, estúpidos, oportunistas y felones.

Acorralado y aislado en palacio, Donald Read renuncia, ante el grito popular: Queremos que vuelva Juan Boch, la embajada nada hizo, sus representantes fueron incapaces de percibir el objetivo de los insurrectos, insistir en Boch contraviene los interese de los uniformados, su cisma es entre excluidos y elegidos quienes propugnaban por la instauración de una junta militar gubernativa que convocara a lecciones libres, mientras la asamblea constitucional restablecida había juramentado a un presidente interino bochista en lo que regresaba Juan Boch derrocado y exiliado.

La guerra civil era inevitable, todas las guarniciones se incorporaron a la revuelta, excepto las 2 de San Isidro, los civiles agitaban frente al palacio y bloquearon el puente Duarte, todos los líderes rebelde reunidos en palacio entre constitucionalistas, juntitas, moderados, cabezas calientes, vacilantes, oportunistas, pendejos, leales, felones, confusos y enardecidos, tras tensas deliberaciones terminaron sin conciliar y los aviones de los juntitas bombardearon a los líderes constitucionalistas congregados en el palacio, así estalla la guerra de abril del año 1965, 2,350 guardias rebeldes derrocan el gobierno de facto, sin resistencia, ipso facto surge Wessin como caudillo independiente para salvar a la RD de la “posible victoria de los comunistas”.

Por Edgar Marcano,
Desde Montreal-Canadá

Publicidad Pagada

anuncie