Publicado en: 30/11/2011

Gobierno canadiense convoca a encargado de negocios iraní por asalto a sede británica

John-Baird

El ministro de Asuntos Exteriores canadiense, John Baird.

OTTAWA, Canadá, (EFE).- El Gobierno canadiense “ha convocado al encargado de negocios de Irán (en Ottawa) para que Canadá le exprese directamente nuestro desagrado” por el asalto a la embajada del Reino Unido sufrido hoy en Teherán.

“Hemos ofrecido nuestro apoyo al personal diplomático y de la embajada británica a la luz del daño a su embajada” en Teherán, dijo en un comunicado el ministro de Asuntos Exteriores canadiense, John Baird.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá informó de que su embajada en Teherán no ha sufrido daños tras la invasión de la representación diplomática británica en la capital iraní y expresó su “desagrado” al Gobierno iraní por los incidentes.

Baird también informó de que todo el personal de la embajada canadiense en Teherán “está a salvo”.

Canadá ha sido uno de los países que en los últimos años más se ha destacado en las críticas al régimen iraní y el pasado 21 de noviembre acordó prohibir todas las transacción financieras con Irán, en coordinación con EE.UU. y el Reino Unido, por su programa nuclear.

En 2007 el embajador canadiense en Irán fue expulsado poco después de que Canadá rechazase en varias ocasiones los nombres propuestos por Teherán para ocupar el puesto de embajador iraní en Ottawa.

Los dos países mantienen tensas relaciones desde que en el 2003 murió en una cárcel iraní la fotógrafa irano-canadiense Zahra Kazemi.

La llegada al poder en 2006 del Partido Conservador del primer ministro Stephen Harper ahondó las diferencias entre Ottawa y Teherán.

Publicidad Pagada

anuncie